Mi carta a Santa Claus en Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón
Twitter: @dianapat23

Querido Santa Claus:

Hace mucho que no te escribo, creo que desde que era niña. Estas líneas representan mi última columna en Thepoint.mx del año y antes de pedirte muchas cosas para mí y mis amigos PiArs, eternos aliados de las Relaciones Públicas, quiero agradecerte primero este año lleno de logros, trabajo, amigos que siempre están y estarán, nuevas caras en mi vida y en mi Facebook, así como muchas emociones e ilusiones gracias a mi aún niña interna, a la que le pido que nunca me abandone.

Gracias por llenarme de ideas, pero sólo te pido que te midas con los lugares y con los tiempos, no está padre que muchas de ellas o proyectos nuevos se me ocurran en la regadera justo cuando me estoy lavando los… dientes, o en el tráfico de esta caótica ciudad. Gracias porque este año todavía no me trajiste patas de gallo y mis cremas nais aún están esperando en el botiquín del baño de mi casa. Agradezco que por culpa de la bola de pastillas que cargo en mi bolsa han hecho efecto en estos últimos meses y me siento mejor de mis achaques piarenses (llévensela leve porque si no esta temporada de caos, estrés y demás, les puede dar el telele).

Mándale estimadísimo Santa, felicitaciones a todos los publirelacionistas de vocación y nacimiento. A los que se dieron el sí, el no, se enamoraron, a los que cerraron el negocio de sus vidas y supieron sacarle el jugo a esta bella profesión y desde ahorita ya están en Malibú dándose la gran vida y compartiendo a lo mejor una piña colada con Shakira o Jennifer Aniston y se atasquen de pavo con gravy o ya de perdis, una deliciosa torta de bacalao con la gente que más quieran. Si te hacen ellos una carta, pues échales la mano y concédeles lo más que puedas, en esta época sí se puede.

Gracias por dejarme conocer a nuevos amigos colegas, a todos mis clientes por aguantarme todos los días, por ser primero que nada mis amigos y pasarla bomba juntos, incluso a la hora de una junta intensa o un momento de estrés, verlos y trabajar con ellos siempre es un placer, amo tratar de engrandecer sus marcas día con día… por algo me considero una mujer de retos.

Oye, nomás te cuento que mi columna de la semana pasada fue una bomba, le quiero dar las gracias a las personas que la compartieron en sus redes sociales y me apoyaron, creo que estoy muy cerca del Premio Pulitzer, ahí te lo encargo para el año que entra porfa.

Entrando al asunto de las pedincheras, haz que cada una de las uvas que nos vamos a atragantar en Año Nuevo valgan la pena y se cumplan todos nuestros deseos, incluso los más locos. También trata de que todo lo que les cuento a mis colegas PiArs en esta columna semanal les sea de utilidad y lo apliquen en su vida laboral diaria. Que estos días de araganería mediten sus planeaciones anuales, revisen sus presupuestos, le echen coco a sus nuevas propuestas y trabajen desde el corazón siempre con la mejor actitud, aunque a veces por dentro estén muriendo.

En mi caso personal, cuida a mis seres queridos, que me alcance para mi café de la sirena verde  y que siga siendo mi bebida principal de casi diario y además poder pasar del tamaño alto al grande. También te solicito llenar mi refri de imanes traídos de todos los viajes que haré, desde Polanco, pasando por Carácuaro y hasta París, ya lo demás que tú me tengas destinado es opcional, sólo toma en cuenta que me porté muy bien, trabajé mucho (incluso de más), hice mis tres comidas, me lavé los dientes tres veces al día, hice todos los pasos anteriores que se refieren a los PiArs, ¿qué más quieres?

En la cena de navidad, te pido que este año cambies el fruit cake (de siempre) de mi cumpleaños por un pastel normal lleno de crema batida , fresas y chochitos de colores,  o ya de perdis una tarta de frutas o unas donas triplemente azucaradas. Eso sí, el ponche de siempre que hace mi mamá (déjame estar con ella muchos años más), ese se puede quedar en la lista y que me hace recordar la tarde previa a la NocheBuena en mi casa, con una mezcla de pavo y muchas cosas más, además de los regalos de cumpleaños para mí y el arrullo de mi papá en sus piernas hasta quedarme dormida, porque ya iba a llegar Santa Claus.

Ya por ultimísimo querido Santa y si no es mucha molestia, que mi editor en thepoint.mx me siga dando este espacio por mucho tiempo más, tráele todos los gadgets que te pida. Por favor, aviéntale un balde de agua fría al fotógrafo que me trae como charalito ahogado en salsa Tabasco, es tan sólo un empujonsito para que ya se ponga las pilas, y si no…pues pásame tu lista de chicos malos y sus números telefónicos de favor, tú ya sabes para qué.

Gracias por todavía dejarme sentir el vivo recuerdo de mi querido amigo Americo Circuit, gran e inolvidable PR, quién el sábado pasado cumplió 3 años de haber dejado este mundo para volverse (además de mi papá), uno de mis angelotes guardianes con alas color anaranjado. Díle que le siga echando ganitas y no se olvide que aquí tiene una amiga que siempre va a estar con él. Hazle saber que la cena después de su misa en compañía de su mamá, su hermana y toda su familia fue de lo mejor, además de las bonitas palabras que las tres nos compartimos. Este fue uno de los regalos de navidad que ya me adelantaste, parecía que él estaba ahí siendo el gran anfitrión de siempre, sólo faltaba que soltara una carcajada, de esas muchas de cuando estábamos juntos.

Los dejo con lo que me dijo la asistente de Santa Claus al momento de entregarle esta misma carta y posar con él para la foto “creer es crear” (estaba sorprendida y conmovida al ver a una labregona con sueños como yo, yendo aun a saludarlo).

Feliz Navidad y mucha prosperidad en 2014, nos leemos en enero… ¡con una más de mis PiarAdventures!

 

Acerca del autor: Diana Alarcón (322 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *