¿Quieres ser dueño de tu negocio? Sigue estos 7 puntos como emprendedor

Por: Antonio Trejo
Twitter:
@antoniotrejo

Ser emprendedor no es un trabajo, sino un estilo de vida. No sólo se requiere de compromiso, pasión y convicción por un proyecto o emprendimiento, sino también habilidades, energía, dinero, colaboradores y conocimientos necesarios para iniciar una empresa.
Antes que nada, se necesita conocer las fortalezas propias, y estas aprovecharlas en el motor del negocio a emprender. Es importante tener un apoyo, ya sea familiar, de amigos, o de personas allegadas, pues de esta forma el elemento sentimental se verá impulsado para no dejar el proyecto a mitad del camino.
Así, te dejo los siguientes siete puntos que podrán ser de mucha ayuda antes de echar a andar tu idea en un proyecto emprendedor.

1. Los motivos
Muchas veces nos vemos motivados o impulsados a emprender un negocio por cuestiones económicas y de superación personal. Lo anterior, gracias a una idea innovadora o porque se busca mejorar un modelo de negocio ya existente. Es importante destacar que muchos de los emprendedores exitosos buscaron cambiar el mundo con su idea de negocios, y para ello se debe estar preparado para dedicar tiempo, dinero y los recursos necesarios para comenzar.

2. Éxito
Para lograr el éxito de la idea es recomendable identificar el negocio que piensas establecer. Para ello se recomienda describir producto o el servicio que se intenta promover, el cual también deberá ubicarse en un mercado en  donde la demanda no exceda a la oferta, siempre pensando en cubrir una necesidad que no está satisfecha. Y ante todo, ser siempre competitivo basado en calidad, precio, localización y servicio.

3. Mercado
El conocimiento del mercado es la parte principal, antes de invertir tiempo y dinero en la idea. Y para lograr lo anterior, se recomienda analizar el mercado, lo cual consiste en obtener información acerca de los clientes potenciales y establecer la demanda para el producto o servicio a promover. Siempre será mejor obtener toda la información posible, ya que de ahí podemos partir tener mayores oportunidades para alcanzar más mercado.

4. Plan de negocio
Éste es esencial, ya que de aquí se parte a entender hacía dónde se encaminará el proyecto a emprender y cómo salir adelante en momentos difíciles. El plan de negocios es considerado como una herramienta básica o brújula para dirigir todo negocio. Asimismo, permite establecer un compromiso con el funcionamiento del proyecto a emprender, y da la pauta a las diversas actividades y participaciones que la gente involucrada deberá tener como responsabilidad para lograr los objetivos establecidos.

5. Inversión
Como emprendedor, deberás definir previamente cuánto estás dispuesto a arriesgar, no sólo en dinero, sino en tiempo, contactos, recursos, etc. Se deberá considerar que el proyecto no generará ganancias de forma inmediata, por lo que se tiene que tomar en cuenta reservas económicas que permitirán “sobrevivir” en los inicios de la etapa emprendedora.

Se considera un estándar de entre 8 a 12 meses como mínimo para comenzar a visualizar ganancias, pero mucho depende del tipo de producto o servicio y el empeño que se ponga para alcanzar el éxito.

6. Financiamiento
Muchas veces, los emprendedores recurrimos a sistemas de financiamiento bancarios, préstamos familiares o de amigos, o de terceros inversionistas que poseen el capital necesario para iniciar el proyecto emprendedor. Y para ésta última opción será importante que en el acuerdo te quedes con la mayor parte del paquete accionario. Asimismo, puedes acudir a financiamientos gubernamentales o de universidades, mismos que en la actualidad se generan con mayor frecuencia.

7. Legalidad y contabilidad
Estos son dos aspectos delicados pero necesarios, por lo que se recomienda asegurarse elegir un abogado o contador para la administración de tu negocio y todos los aspectos legales que incurrirán alrededor de éste. Además podrás considerar el uso de un software para registrar tu contabilidad, así como guardar todos los registros suficientes de las diversas actividades comerciales para todas aquellas declaraciones de impuestos con la entidad gubernamental correspondiente.

Finalmente, como recomendación esencial, es que deberás estar constantemente entendiendo tu negocio, analizando debilidades o áreas de oportunidad, y tomar decisiones adecuadas. Siempre deberás confiar en la gente que trabaja para ti, y darles la oportunidad de explotar al máximo sus habilidades, ya que gracias a ellos lograrás el crecimiento que pretendes.

Acerca del autor: Antonio Trejo (8 Posts)

Antonio es egresado de la carrera de Periodismo y Comunicación Colectiva por la FES Acatlán - UNAM. Se ha desarrollado en las áreas de Periodismo, Relaciones Públicas, Mercadotecnia, Publicidad, Desarrollo de Negocios Digitales. Es conferencista de temas de Emprendedores y Mercadotecnia Digital. Actualmente es director general de GrupoSmart.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *