9 razones por la que ser publicista era mejor en el año 2000

Por El de Cuentas
Twitter: @EldeCuentas

No por que hoy no lo sea, pero para los que empezamos hace 14 o 15 años a trabajar en publicidad, esto podría ser sólo una remembranza de nuestras primeras horas, días y años de publicista, y que sin duda disfrutamos.

1. Las juntas
Los clientes sólo tenían Palm, y sólo las metían a la junta para bluffear un poco y ver si la junta a la que estaban entrando estuviera en su agenda, así que siempre estaban atentos a los que se presentaba y créanlo o no, ponían atención. Hoy todos sufrimos su phubbing.

2. “¿Quieres ir a la filmación?”
Cuándo tu jefe te dijo esto por primera vez, no chistaste y enseguida respondiste “Sí”, por más que te hubiera dicho que era en sábado y te dijera: “yo sólo voy a ir un rato, pero tú debes quedarte hasta que termine y poner atención en todo”, tú seguramente seguías emocionado asegurándole que no había problema y que no se preocupara. Hoy asumo que ya estás en el puesto del que era tu jefe, pero eres tan comprometido (ñoño) que te quedas toda la filmación.

3. “Abre cámara”
No es que adolezca la tecnología, al contrario, la aprecio y valoro ya que gracias a eso las ideas crecen, pero no había nada como que un buen creativo te contará una Tele y no necesitaba de ningún apoyo visual para poder trasladarte a esa historia, verla y que se te pusiera la piel de gallina. Ese tipo de creativos también han crecido profesionalmente y ya no “presentan” campañas, dando oportunidad a nuevos talentos que ojalá aprendan bien el oficio.

4. La música
Este es todo un tema, porque por más que haya gente con buen gusto musical, no faltan los “trainees” que creen que Miley Cyrus tiene onda, allá por los inicios del 2000, estás eran solo algunas de las canciones que me acompañaban rumbo a la agencia y en ocasiones hacían que las desveladas fueran más amenas.

5. “Ya es jueves, qué hacemos”
Algunos dicen que el miércoles es el nuevo jueves, la verdad no sé, pero el día que sea, las desveladas ya duelen y la gente más contemporánea a ti ya tiene familia y ya no salen tanto como antes, o ya no son tan divertidos. Los chilaquiles que perfumaban la agencia los viernes después de una noche en  el Tándem o una fiesta casera,  no los cambiaría por una noche de mezcal en la roma / condesa.

6. Capacidad de asombro
Aunque en esta industria nunca dejas de asombrarte, era un hecho que al inicio de mi carrera me pasmaba cuando veía que “creativo” podía ir a trabajar en bermudas y entre otras rarezas usaban tatuajes con diseños menos elaborados pero tenían un significado profundo, hoy se disfrazan de hipsters (sí todavía) y sus tatuajes se inspiran en los que ven en pinterest.

7. ¿No sabes qué es eso?
Al principio de mi carrera una platica entre arte final y un director de arte resultaba de lo más confuso, paso algún tiempo para que pudiera entender que demonios era un .ai, .jpg, .psd, etc. lo cual originaba un bullying que dependía de mi y de mi interés por conocer y peguntar, omitir estos dos pasos siempre genera conflicto, si tú estás comenzando en esta industria nunca dejes de hacerlo.

8. No teníamos redes sociales.
Sin empacho se veían los osos en las fiestas de fin  de año y sólo se quedaban ahí y el chisme tenía vida muy corta dependiendo del evento, hoy tus atrocidades siguen viéndose mal, la diferencia está que hasta tus parientes lejanos de Chichimequillas las pueden ver y hacer comentarios como: “Hay primito, que buena fiesta, luego invitas para conocer a tus amigas”.

9. Nadie pensaba en la ley TELECOM
Sí, sé que este tema está muy arrugado, pero no quería dejar pasar la oportunidad de exponer mi inconformidad y mi desacuerdo con esta absurda ley y con todos sus actores papanatas. ‪#‎NoMasPoderAlPoder ‪#‎ContraElSilencioMX

Atte.

Su amigo @ElDeCuentas.

Acerca del autor: Eldecuentas (9 Posts)

@ElDeCuentas; publicista por convicción y cuentas por decisión, para él Twitter es como un punching bag y el desahogo con el que algunos se identifican.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *