¿Cuánto ganan los periodistas en estos tiempos?

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Desde que nació esta columna hace un poco mas de dos años, hemos venido hablando sobre la tan importante relación de nosotros los publirrelacionistas y los periodistas. Simplemente muchas personas de “afuera” creen que es muy fácil hablarles y decirles “Oye porfis (cara de gatito Shrek), ¿me publicas nomás porque sí? ¿cuándo sale mi nota, me mandas el PDF»?

Se olvidan a veces que hay que llevar años de “callo publirelacionístico”, saber llegarle al medio con algo interesante o distinto y sobretodo, fortalecer cada día más nuestros lazos (pero netos) con nuestros aliados y conocer a los nuevos y hacer lo mismo. Es de las cosas fundamentales en esta carrera, si no lo has hecho, de plano comienza a pensar qué vas a hacer.

Pero, ¿se han puesto a pensar como es el día a día de un periodista? Sobre todo en mi fuente de estilo de vida, los llegamos a ver todos los días y ahora gracias a las redes, en viajes, comidas, catas, en fin… viviendo la vida maravillosamente. Pero no por eso quiere decir que no le pongan coco (la mayoría, no todos) y hagan unos artículos increíbles. Eso mismo siempre lo he dicho hacia nosotros los “piars”, mucha de esa gente de “afuera” llega a pensar que desayunamos con mimosas todos los días, que somos los mejores amigos de París Hilton (bueno, unos sí), que el trabajo se hace solo y ya no hacemos nada más que pavonearnos en los eventos (bueno, unos sí).

Para empezar un buen periodista, lo es hasta los domingos en su casa, se informa, le da la vuelta al tema, busca más fuentes informativas, o lo que viene siendo “investiga”. Es como una especie de psicólogo de la información.

Hablando no solo de la fuente de estilo de vida, hay muchas otras que no tienen que ver absolutamente con el glamour o salir en los reflectores como mi novio Loret, que bien podría alcanzarle en primera para invitarme unos tacos de cecina enchilada en las cabañas de la Marquesa y mantenerme feliz y llena de lujos, además de su familia “estable”, o al Teacher que le alcanza para recorrer el mundo las veces que quiera en un mismo año, y así me podría seguir, sea dinero “bien habido” o no, muchos de ellos ganan lo que se les da la gana, incluso hasta por publicar un “tuit” o ir al “Show de Cristina” o con “Don Francisco” y hablar de su vida (si aún existieran esos programas).

Y sí… tristemente en México los suelos para periodistas no son a, habiendo tantísimo talento por todos lados. Cabe resaltar que esta es mi opinión personal, porque la semana pasada lo pude corroborar durante un fam trip que llevé a cabo con varios medios de una fuente muy distinta y nueva para mi, los medios que hablan del campo en general. ¿una PR de estilo de vida haciendo esto? Pues si señores, ya les he dicho que el que “es perico donde quiera es verde” y no saben como lo disfruté.

Nos fuimos dos días a visitar un bosque a la sierra de Oaxaca (imagínenme como Hannah de la selva a media semana), y pues aprovechando que teníamos todos los gastos pagados, pues aproveché para atascarme de benditas tlayudas, gracias a la organización que nos llevó para allá. Ya a la hora del relax personal, y de los imprevistos personales o la compra del souvenir, uno de ellos no compró nada y nos dijo “es que no me han depositado”, el día anterior ni un helado de tuna se puso comprar, y ya ni pensar comprar un café en el aeropuerto con dos horas de vuelo demorado por cortesía de Aeroméxico.

De ahí nació la idea de relatar esto, el cuate “sin helado” es un conductor de un programa de radio muy especializado, y me pregunté ¿cuántos más Calderón , cuantos más? ¿por qué el no puede tener las mismas oportunidades que los demás? ¿por no ser conocido, por no salir a cuadro, por tener un tema para un sector especifico, o porque nadie lo escucha a las 6 am?…pero pues a Carlos Mota si cuando estaba en Imagen Empresarial a esa misma hora., no entiendo.

Obviamente no me atreví a preguntarle cuanto ganaba, pero era obvio que no mucho y más cuando tienes una familia que mantener y sacar la casta trayendo noticias a sus medios todos los días. Le voy a decir que se mude a Nuevo León porque por ahí leí que en ese estado es donde pagan mejor a los periodistas, y si luego no les dan viáticos, pues peor…ellos terminan pagando para poder trabajar.

En México aproximadamente ganan un sueldo mensual de 10 mil pesos, mientras que allá en la tierra de la machaca con huevo andan ganando unos 17 mil pesos, por lo que estoy segura que muchos de los que estudiaron periodismo se dedican a otra cosa tristemente. Aparte de mal pagado es una profesión peligrosa, ya que de manera continua hay muchos riesgos.

La próxima vez que hables o trates un periodista, que seguramente será hoy mismo, voltea a ver su vida, además de llena de historias y valora esa amistad y esa fuente. No cualquiera puede jactarse de ello.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, el olor a los tejocotes del ponche que ya hay en todos lados, el espíritu navideño que ya llegó y mi editor lo permiten!

DIANILLA

Acerca del autor: Diana Alarcón (305 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *