El lenguaje corporal en las Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Un tema del que no hablo con mucha frecuencia aquí en su gustada sección semanal, es de política. Una de las razones principales son la polémica y los distintos puntos de vista, créanme que por situaciones así se han roto familias y hasta condones.

Aun así, confieso que admiro cada vez más a todos los jefes de campaña y a los jefes de prensa o publirrelacionistas de partidos políticos, presidentes, gobernadores y de todo lo que tenga que ver con la “polaca”.  Más allá de nuestras fronteras, seguramente el “pi-ar” de Trump ya debe tener un arsenal de botellas con gotitas de San Juan por aquello del estrés, y para poder pegar el ojo por las noches.

Estando en campaña o no, un día en la vida de un político es una labor extenuante donde el descanso se ve poco. Justamente hace poco, durante un puente laboral, tuve la oportunidad de convivir muy de cerca con Teresa Castell,  candidata independiente a la gubernatura del Estado de México. Me sentía “tan importante” charlando con ella y escuchando todas las actividades que había hecho unas horas antes, antes de ir a su siguiente actividad, una entrevista con el “teacher” López Doriga, a la que yo muy elegantemente me colé. No es cierto, ella muy linda me invitó.

Una de las actividades a la que los políticos tienen que acudir y están más expuestos a todo tipo de criticas son los clásicos debates. La semana pasada dentro de una de estas sesiones,  por más de una hora presentaron algunas de sus propuestas y obviamente tampoco podían faltar los típicos ataques uno al otro, como si se tratase de un programa de la Señorita Laura. La sal y la pimienta de estos encuentros, las brindan sin duda alguna las redes sociales.

Un tema tangible y muy sonado en este encuentro fue el desangelado lenguaje corporal de cada uno de ellos y que dejaba ver muchas veces su verdadera personalidad, y pues todo lo que son en realidad  Eso si, les agradecemos como siempre ir vestidos de manera formal y clásica, pero como que todos iban muy rígidos y tensos. De alguna forma los entiendo, iban a que les llegaran seguramente a todos por la yugular.

Hablando en temas del debate, el lenguaje corporal ayudó a mejorar la imagen de algunos candidatos y a catapultar a otros. Se notaba que varios llevaban discursos armados…y pésele a quien le pese, la cámara siempre cala.

El 90% de nuestra comunicación es no verbal…no se hagan que bien que le han arrimado el bote a alguien, eso es echarle los perros y prácticamente le están diciendo “invítame un café” hoy es café porque seguramente me están leyendo en horario familiar. Si se los dijera Paquita la del Barrio, sería el equivalente a “Invítame a pecaaaaar”.

Bueno, no nos desviemos del tema, el lenguaje corporal es todo lo que transmitimos a través de movimientos o gestos. Delata por completo los sentimientos o percepción incluso de quienes tenemos enfrente.

Cuanto tienes al lado tuyo a una o varias personas, reflejas miles de señales a través de tu comportamiento. Por ejemplo: si miras hacia abajo no crees en lo que estas diciendo; si te frotas las manos es signo de impaciencia, si golpeas los dedos en la mesa es que andas impaciente, jugar con el cabello es signo de falta de confianza en uno mismo, comerse las uñas es inseguridad o nervios, cruzar las piernas es señal de aburrimiento, y así nos podemos seguir hasta que terminen bostezando porque ya los aburrí.

Usa tus ojos para hablar

Los ojos son las ventanas del alma (cursi pero cierto). La persona que mira limpiamente a los ojos de otros es una persona segura, amistosa, madura y sincera. Pueden decir tanto porque expresan todas las emociones, son una excelente ayuda para entablar una conversación. Cuando estés hablando con alguien, no estés mirando a todos lados: a la ventana, al techo, al suelo o limpiando sus uñas.

El uso adecuado de las manos (hasta ahiiiiii….)

Tus manos se pueden aprovechar muy bien para complementar tus palabras y dar mayor fuerza a tu conversación. No las utilices inútilmente y mucho menos para hacer cualquier cosa que distraiga a la otra persona.

Tampoco vayas a estar palmoteando, señalando o algo así… podría parecer muy agresivo de tu parte.

 Aguas con el toqueteo

Existen muchas personas que siempre andan “toqueteando” a las demás. Pero no es por “fascinerosos”, créanme… muchos de nosotros necesitamos tocar a los demás, no se… para plasmarles nuestra energía, demostrar afecto y atención. Tampoco se pasen, no les vayan a andar poniendo una orden de restricción. El respeto siempre debe estar presente. No hables o escuches con las manos en las bolsas del pantalón, esto denota indiferencia y una pésima educación.

El típico aburrido se nota cuando…

La actitud física demuestra lo que el alma está sintiendo. Si alguien finge interés en una conversación, la otra persona se dará cuenta muy fácilmente por sus gestos y ademanes. Moverse nerviosamente o levantarse, cruzar y descruzar las piernas, moverse en el asiento o mirar constantemente el reloj demuestra aburrimiento y es una gran falta de respeto.

 Aprender a sentarse

Siéntate tranquilo y reparte todas tus carnes equitativamente en la silla. Si te sientas en el borde, es indicativo que deseas huir de ahí lo más pronto posible.

Si te la pasas moviendo los pies, estas aburrido, impaciente o molesto.

El signo clave que denota confianza y buena disposición es la sonrisa. Esto a los publirrelacionistas se nos tiene que meter en la cabeza todo el tiempo. Eso si, no necesariamente tenemos que traerla tatuada, pero debemos ser amables “all the time” . Eso si queridos, no exageren, sonreír demasiado nos puede generar líneas de expresión y muchas veces prematuras, así que contrólense. Cuando es sonrisa natural se nota, y cuando es fingida… pues también.

Después de leer todo esto, pueden ver que el lenguaje corporal también tiene sus cosas buenas. Me imagino también que tiene música de fondo, específicamente “Feel Like a Woman” de Shania Twain. Para los habitantes del Estado de México, y si lo ven fríamente, con estos datos ya pueden analizar el comportamiento de cada uno de los candidatos. Sin duda una gran ayuda para saber por quien votar o a quien darle la espalda… por eso de nuestro tema de hoy.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, el caos laboral, y sobre todo si mi editor (que no votará por ninguno de ellos porque no vive en el Estado de México) me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (197 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 19 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *