Las Relaciones Públicas internacionales

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

A veces me he llegado a preguntar si México también es el “Hollywood de las Relaciones Públicas” así como lo es en las telenovelas. He de decirles que muchos colegas que viven en otros países, se quedan perplejos ante la cantidad de medios de comunicación que hay en México, eso ayuda ¿pero será suficiente con eso?, ¿qué más nos diferencia?

La semana pasada conocí a los miembros de una marca que ofrece tratamientos para bajar de peso. Me comentaban (entre otras cosas), que tienen presencia en 17 países y que son los mejores en el mundo… pero que en México debían de saberlo.

Una de las estrategias que solo en México les han solicitado, es el obsequiar tratamientos a periodistas clave. Claro, es lo primero que se nos viene a la cabeza, y una buena opción que sirve como testimonial para que de ahí se escriba una historia de éxito en los medios de comunicación. Y digo de éxito si bien nos va, los riesgos de crisis mediáticas son mas comunes en estos temas, de lo que creemos. El caso es que esta ejecución solo se hace en México, ningún otro país lo hace, todo es orgánico.

Debo decirles que, por un lado, el darles estas cortesías es algo muy bueno, pero, ¿y que más sigue?, ¿vivir de los testimoniales? Ya alguna vez platicamos del sentido común que debemos aplicar en todo momento a nuestras estrategias de Relaciones Públicas y utilizar algunas cosas como herramientas, debemos innovar y ser creativos todo el tiempo. Las alianzas son de gran ayuda en nuestros plantes, por ahí dicen que dos cabezas piensan mejor que una.

Regresando al tema que nos hace únicos, nos ayuda muchísimo el que existan tantos medios impresos en México. Los clientes cada vez más aceptan la importancia de las editoriales digitales, sobre todo cuando nos publica “Sopitas”, Yuya o salimos en el portal del “teacher” López Dóriga. La información corre cada vez más rápido y debemos adaptarnos a los tiempos en los que vivimos.

Aunque muchos nos vean de fuera como los que estamos atrás del muro, los asesinos, bandidos o jetones, la verdad es que nuestro espíritu es muy cálido. De hecho nuestra esencia latina así lo es, por algo los europeos se vuelven locos con las caderas o tonaditas aulladoras de Shakira, o la bicicleta que comparte con Carlos Vives. Sea como sea, México siempre es signo de hospitalidad, fiesta y oportunidades laborales, hay quienes no lo quieren ver así, pero lo es.

A veces me pongo a pensar el que pasaría si alguna de las marcas que manejo me invitara a manejar sus Relaciones Públicas en alguna filial en Estados Unidos o Europa, ¿comenzar de nuevo?

Lo primero que tendría que hacer es olvidarme de los chilaquiles o las corundas por un buen tiempo, empezar a involucrarme con las costumbres y formas de pensar de ese país. Hay que agarrar la onda de las diferencias culturales en las Relaciones Públicas, ya que como en el caso de esta marca que nos deja a todos delgados, los objetivos por país se cumplen con distintas estrategias.

No es el hilo negro lo que les estoy diciendo, pero es básico. Hay que conocer todo lo que ha pasado y está sucediendo en el país, como quien dice, sacarle sus mensajes claves.

Ya cuando vayas agarrando la onda y te hayas atascado de todas las viandas locales también, hay que ir conociendo a sus públicos y sobre todo a sus periodistas, quienes por estas diferencias culturales pueden manejarse obviamente de distintas formas. Por eso hay que calar muy bien el terreno que estamos pisando.

Por ejemplo en Alemania, el público ama los mensajes promocionales y los medios le dan mucha importancia a los datos duros. En España les gusta hablar todo el tiempo, aman los contenidos y sobre todo que se los manden todo el tiempo. La creación de historias, así como el jamón serrano es su mero mole.

Los británicos suelen ser más francos (y mam…) que en otros mercados. Les gustan las historias donde la marca se vea más discretamente. Les gusta el contenido divertido e interesante, Por su parte los australianos tienen un sentido del humor único, lo cual nos puede servir mucho, ya que puede ser una gran herramienta para hacer llegar nuestro mensaje.

Los coreanos son cero tímidos, de hecho la mayoría es muy agresivo a la hora de preguntar, sobre todo datos sobre estrategias de mercado, ingresos y temas complejos. Cuando tengas que tratar con ellos, utiliza mensajes positivos y ejemplos que les ayuden a clarificar sus dudas.

Los americanos son relajados por naturaleza, si los invitas a un Carl’s Jr o a Ihop, son los más felices del mundo. Es una buena forma de entablar relaciones, y si vas en shots y chanclas, pues mucho mejor…así comenzarán a hablar un mismo idioma. Si te haces su amigo, ten por seguro que su publicación será positiva, y si lo atiendes siempre personalmente, te apuesto a que la próxima vez, las hamburguesas irán por su cuenta.

Los franceses parecen serios, pero aman los chistes y el buen modo. Son quejones por naturaleza. No tengas miedo, no muerden…hay que ser divertido y cordial a la hora de tratarlos. No son tan serios y formales como parecen.

Estas personalidades son generales, no nos hagamos a la idea de que todos son así. Pero nos da una idea de las diferencias culturales y la sutilezas que debemos utilizar con cada uno de ellos. Cuánto mejor conozcamos a la persona con la que estamos hablando, mejor adaptaremos nuestro mensaje y relación con ella. El tono de voz, redacción de mails, boletines de prensa o detalles mínimos, pueden variar en cada país…o incluso estados como en México.

Después de todo esto, no me imagino hablándole a algún periodista de la BBC de Londres para preguntarle cuando te publica o si te puede mandar el testigo…como lo hacen muchos de mis colegas aquí en nuestro México Lindo y Querido.

Si manejas las Relaciones Públicas de algunos otros países, incluso estando en tu tierra natal, tienes la ventaja de estar siempre informado de lo que pasa. Si bien no es lo ideal, la red nos ayuda mucho. Hoy en día ya no es necesario incluso trabajar fuera de una oficina y sentirnos productivos. Todo depende de la estrategia y de las necesidades de tu marca, ya sea en México o en el extranjero. No te digo que te quedes o te vayas, pero siempre es bueno salir a darle un vistazo al mundo y contarle cosas distintas a nuestro intelecto y a los demás.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración y sobre todo si mi editor (que siempre ha sido muy internacional y de pronto viaja hasta a la China) me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (205 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 19 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *