En tiempos de twitter, todo “muggle” ya es periodista

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Desde que comenzamos la era Trump, se ha puesto muy de moda el término “fake news”. Sí, eso se lo podemos atribuir a él y a su estilo “político”, antes no existía. En estos tiempos donde las catástrofes naturales, la política y su bipolaridad o hasta (tristemente) los ataques terroristas ocupan las noticias de todos los días en todo el mundo, las redes sociales juegan un papel informativo y periodístico de primera mano.

Hablando de los medios, sobretodo aquellos que creen que son los que llegan primero al lugar de la acción, permítanme decirles que alguien ya se les ha adelantado, y por millonésimas de segundo. Se llaman personas, “muggles”, transeúntes, gente, con un celular y una red social que se llama Twitter. Gracias a ellos, quienes sin duda están en el lugar de la acción, captan de inmediato lo menos esperando. Si no pregúntenle a los que han grabado a las maestras “buleras”, a las nanas golpeadoras o a quienes han hecho famosos (aunque sea por cinco minutos), a las ladies o a los lords. El caso es que casos buenos y malos siempre incendian esta red social que nunca descansa (like me), aunque sea puente.

Sin ir más lejos, 32 años cuando ocurrió el terremoto de la CDMX, solo nos enterábamos de lo que pasaba al momento a través de la televisión, la radio y los periódicos. En nuestros días, en otro 19 de septiembre volvimos a vivir una catástrofe similar, con la gran diferencia de estar informados todo el tiempo a través de las redes sociales, RT para quienes necesitaban ayuda, o hasta encontrar gente atrapada, quienes desde su celular avisaban cómo estaban.

Obviamente muchas de estas noticias que se daban a conocer a través de las redes sociales eran falsas, pero también muchas de ellas eran verdaderas y salvaron vidas humanas y hasta mascotas (incluyendo tortugas y pericos). El caso es que con acciones como estas ya cada uno de nosotros somos micro influencers y periodistas de las redes, por eso hay que ser lo mas cuidadosos posibles y no andar permitiendo que se suban imágenes aterradoras.

Las redes y la tecnología nos han abierto infinidad de opciones hacia el mundo exterior. Ahora podemos estar en el lugar de los acontecimientos con tan solo abrir nuestras aplicaciones. Para los periodistas de profesión, esto también les ha simplificado la vida.

Hace poco leí en Vanity Fair (si… ahí también escriben temas sociales, no solo de moda, fashion y princesas), en un artículo parecido a mi columna de hoy, que durante los primeros 41 minutos después de que estallaran las bombas en el atentado de Boston (¿se acuerdan?, el del maratón hace algunos años), el número de “tuits”, creció hasta los 700 mil. Todo esto incluía fotos explícitas (fail). Mucha gente ya ni se molestó en prender la tele, ya todo estaba ahí (videos, noticias de medios de comunicación, testigos, etc). Eso sí, en las redes se acusaban a tres personas equivocadas, por eso les digo que no todo es cierto. Hay que publicar con responsabilidad, pero por encima de todo, con buena fe. Ya no estamos en la época del teléfono descompuesto, ya con los chismes de los falsos amigos, tenemos suficiente.

Hoy en día, la información es más rica, transparente y con más puntos de vista, sobretodo de los ciudadanos, aquellos que viven al día lo que pasa en el momento justo. Casi todo es cierto, y si utilizamos nuestra capacidad mental y libre albedrío, estamos del otro lado.

Yo sólo les digo que eso de publicar que su ex es una porquería, ya no está de moda, para eso vayámonos con nuestros amigos a tomar café, a desahogarnos y a platicarlo en persona. Las redes son maravillosas, pero de pronto nos alejan de las personas que queremos.

¡Bueno “muggles”, nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, mi celular que ya no tiene memoria por andar tome y tome fotos para hacerla de “microperiodista citadina”, pero sobretodo si mi editor (que también le encanta andar tome y tome fotos y subirlas a su “feis”), me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (336 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *