La Realeza y sus Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Hace algunas semanas se dio a conocer el compromiso de matrimonio del Principe Harry de Inglaterra con Meghan Markle. Estoy segura de varias cosas; primeramente, que tenían el Jesús en la boca porque todo lo que tiene que ver con él y su familia, siempre abarca las primeras planas en las portadas de las revistas de toooooooooooodo el mundo; y la segunda, porque están tristes o ardidos porque ya se les fue el tren, y la oportunidad de pertenecer a la familia Windsor.

La apertura al “plebeyismo” como parte de la familia se está dando, primero con la llegada de la ultra mega guapa y elegante Kate Middleton como esposa de William y ahora con Meghan, que no solo es actriz, es divorciada, tres años más grande que el pelirrojo príncipe, tiene una hija y además de todo tiene descendencia afro. Últimamente la Reina Isabel II anda muy desenfrenada y linda…¿será que para ella también los tiempos están cambiando?

Desde que el mundo de la realeza comenzó a formar parte de los tabloides y el glamour, y no me da miedo decir, que esto a partir de Grace Kelly y Lady Di (mi tocaya), los medios (sobre todo los sociales), han sabido explotar todas estas noticias, incluso para continuar vigentes o incluso existiendo.

Es increíble la cantidad de ceros por las que antes y ahora se vende o se soborna por una foto de alguna princesa en topless trepada en un yate o escondida en un resort de lujo en alguna isla exótica, algún príncipe de fiesta, o hurgar dentro de la bolsa de una reina o los gustos de un rey.

Es que sí, vivimos en un mundo donde siempre queremos más cosas o queremos ser alguien más importante, y todos queremos vivir el cuento de hadas en el que un príncipe viene a rescatarnos y nos lleva en su corcel blanco. Aunque en México no tengamos monarquía como tal (aunque su Gaviota se sienta Letizia de España), díganselo a Alessandra Rosaldo cuando Eugenio Derbez le hizo la propuesta de matrimonio así…no dudó ni por un segundo en darle el anhelado “si quiero”.

Ahora que están tan de moda las series en Netflix sobre la monarquía europea, sobretodo la inglesa. Les puedo decir que no es por que sea mi tocaya o porque sea su fan, pero fue Lady Di quién comenzó a explotar a la perfección su imagen en los medios (aunque haya terminado harta de ellos y los paparazzi hayan influido en su muerte) sobre su labor humanitaria en el mundo. No todo es tomarse fotos porque si…bueno, solo cuando se divorció del Príncipe Carlos y salió con su “Little black dress” a saludar a la multitud, ahí sí les puedo decir que fue una fotos de “mundo mírenme lo guapa y bien que estoy ahora”. Bendito Dios que para los plebeyos como nosotros, ya existe Facebook o Instagram para aventar pedradas o tomarnos fotos con nuestros mejores trapitos, cara de “duck face” o con algún nuevo galán.

Pero no solo los medios se ven beneficiados con poner a la realeza en sus portadas, o la realeza se ve beneficiada con salir en sus portadas, las mismas marcas, sobretodo de ropa son las que se ven beneficiadas. Por ejemplo, cada que Kate o la princesa Leonor de España usa un vestido “low cost” (porque hay que ser como el pueblo), de Zara, este se agota de los anaqueles de inmediato.

La realeza nos entretiene, por algo hay tantos documentales y series al respecto. Aunque seamos los reyes de nuestra casa, de pronto queremos vivir una vida de ensueño (como nos lo han hecho creer) como ellos. Hoy todas queremos estar en el lugar de Meghan, queremos ver el vestido, el banquete, la boda, la honey moon, toooooodo… y eso los medios lo saben MUY BIEN.

¡Nos leemos en la próxima columna, que será la ultima del año, ya que este cerebrito necesita descanso, nuevas aventuras y reflexiones del mundo del “pi-ar” en el que habito. Eso sí, ya saben que si Dios, la inspiración y sobretodo, si mi editor que es el Rey de su casa y su reina y princesa lo tratan como tal todos los días, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (254 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *