Mirinda y su origen hispano

Por Armando Enríquez Vázquez
Twitter: @cernicalo

El refresco que conoces e identificas con el corporativo norteamericano de Pepsi, no es norteamericano, fue creado en España.

Si algo podemos decir de Mirinda es que a lo largo de su historia como marca de PepsiCo es que ha dado bandazos tratando de colocarse en el gusto de los consumidores.

En los años 80 una rubia de pelo pintado y enfundada en un traje anaranjado que podría ser digno de una adversaria del Batman que estelarizaba dos décadas antes Adam West en la televisión, hasta con una ridícula capita anaranjada a mitad de la cintura anunciaba el refresco bailando alrededor de una enorme botella de Mirinda y a la voz de: “Hola ya estoy aquí soy Mirinda, te voy a refresecar…” tal vez esta fue la campaña con la que PepsiCo introdujo el refresco de naranja en el mercado mexicano. Por lo que he leído, en España la Chica Mirinda estaba asociada a diversas canciones pop de la época.

En la siguiente década Mirinda en México cambio de estrategia y ocupó la versión naranja de los famosos comediantes Los Hombres Azul; maquillados en Naranja para la marca en una serie de comerciales en tono de comedia.

Durante la primera década de este siglo Mirinda alistó sus baterías contra los niños y utilizó a los personajes de Pokemón en algunos de sus comerciales, y después creo una Mirinda de sospechoso color azul oscuro en honor a Batman.

Sin duda la marca tiene reconocimiento por el consumidor, a pesar de que su sitio web ha desaparecido, lo que me llevó a pensar que lo mismo había sucedido lo mismo con la marca en México, pero no el refresco se encuentra sano y salvo en los refrigeradores de las tienditas de la esquina o en las estanterías de los supermercados, pero la historia del refresco y su origen me llamaron la atención.

Lo primero que descubrí es que el refresco tiene su origen en la España de Franco, como Fanta en la Alemania de Hitler, ambas marcas son comercializadas hoy por una de las dos poderosas marcas rivales de cola. Fanta por Coca y Mirinda como ya mencioné por Pepsi.

El nombre del refresco se patentó en 1959, pero se desconoce el nombre del creador, el cual seguramente se ha perdido ya en la noche de los tiempos. Mirinda, no es una palabra invitada en la creatividad azarosa de su inventor, tiene idioma y significado. Maravilloso, admirable, es su significado y está en esperanto, ese idioma que surgió en 1887 de la mente de L. L. Zamenhof, un polaco que creía en la igualdad. Tal vez por eso no se conoce al autor de Mirinda, se me ocurre que puede haber sido uno de los pocos izquierdistas españoles que no abandonaron su patria tras el triunfo del sanguinario Francisco Franco, pero eso sólo es una teoría mía porque no creo que ni un seguidor de Franco supiera, quisiera o le interesara el esperanto que era asociado por origen universalista con las ideas de los comunistas.

Lo que sí se sabe con certeza es la fecha en que PepsiCo, compró la marca: 1970. Mirinda nació como un refresco con sabor naranja y al parecer también con sabor de limón.

En España existió durante décadas una competencia entre las marcas Fanta, Kas, que era otra marca española, y Mirinda. Esta competencia se prolongó hasta los años noventa cuando PepsiCo compró la marca Kas, también. En el mercado español, la fuerza y preferencia del consumidor por Kas marcó la decisión de la trasnacional y Mirinda fue eliminada del mercado español.

No así de otros mercados donde se vende aún esta marca, como México. Los sabores varían en los diferentes países, aunque predomina el de naranja.

Mirinda tiene mayor presencia en nuestro imaginario colectivo que en los estantes de las tiendas o supermercados. La lucha de la marca por posicionarse en el mercado mexicano está documentada en la gran variedad de sabores y fórmulas publicitarias que la marca ha intentado a lo largo de su presencia en nuestro país. Incluso los cambios y modernización constante del logo, muestra la lucha de la marca por mantenerse en el mercado.

De acuerdo con un estudio de la Alianza por la Salud Alimentaria publicado en mayo de 2013 Mirinda era uno de los refrescos con más azúcar en su contenido con 78 gramos, equivalente a 15.6 cucharadas del endulzante, en un refresco de 600ml. Además del azúcar el colorante es impresionante y tal vez sea por eso y porque lo refrescos tienen un mayor rechazo en los jóvenes de ciertos niveles socioeconómicos que es mejor contar la historia de Mirinda que beberla.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (195 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *