Las disculpas de Facebook

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Parece mentira que a estas alturas del partido, Facebook, la red social más famosa del mundo esté en boca de todo mundo por “caer en tentación” y filtrar información de 50 millones de usuarios para meterles en la cabeza la bondad de Donald Trump, para ayudarle a ganar las elecciones de USA en 2016… como diría JuanGa (QPED), ¿pero qué necesidad?

Dicen que basta tan solo un minuto para romper la confianza construida por tantos años. Para muchos, esta red social es su compañía, su entretenimiento, su muro de los lamentos, su fuente de la felicidad y entretenimiento o su momento de desahogo, sobretodo cuando el del camión de la basura no llegó a tiempo. Para muchos otros, es su fuente fidedigna de información y un medio que hoy en día es tan influyente, que hasta los políticos y demás, la utilizan para generar sus campañas, tal como lo hizo Trump.

Las disculpas de Zuckerberg llegaron a través de la prensa británica, incluso pagando pautas millonarias y páginas completas en los principales diarios de aquel país como The Observer. En varias entrevistas concedidas por el magnate, comenta que la información la filtró uno de sus becarios… ¿seriously Facebook?  Marky, entiendo que seas uno de los hombres más ocupados del planeta, ¿pero de verdad crees que nos vamos a comer ese cuento? Por lo menos yo y tus miles de empleados tampoco. Como decimos aquí: “después de niño ahogado tapan el pozo”.

Lo cierto es que las acciones y la credibilidad de Facebook han comenzado a caer considerablemente. Al momento ya ha perdido 50 millones en valor de mercado desde las acusaciones. La red social solo se limita a mandar mensajes escuetos, donde las promesas por hacer mejor las cosas por nosotros los usuarios, son su principal argumento.

En casos como estos, las disculpas no bastan. A partir de ahora, las regulaciones en protección de datos seguramente serán más estrictas, lo preocupante es que si Facebook lo hizo, que más nos podemos esperar de los demás.

Tal parece que ya ni en las redes podemos estar seguros. Bueno, eso ya lo sabíamos desde hace tiempo, si no pregúntenle a los de AT&T, Telmex, Banamex o Costco que hacen orgías de datos y se las andan pasando a todo mundo para que te estén llamando o mandando mails todo el santo día para ofrecerte sus servicios.

Pa’colmo, se dice que Cambridge Analytica, la empresa involucrada en este escándalo como sacado de una serie de Netflix (no duden en que pronto lo harán), trabajó con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hasta enero del año pasado, ahí se los dejo.

Estamos en época de elecciones y de muchas y nuevas “fake news”, seguramente una suculenta tentación para Facebook. Espero fervientemente que su departamento de Relaciones Públicas los haga entrar en razón y los ayude a limpiar ese mal nombre que se han estado generando debido a esta tremenda metida de pata. ¿Ya ves Trump? No solo en México hay corrupción.

Después de este lamentable hecho que muestra el mal uso de los datos personales de Facebook, estoy segura que habrá un antes y un después. Sin embargo, nosotros como usuarios debemos estar prevenidos con el manejo de nuestra información personal. Piensen bien de hoy en adelante si van a seguir publicando sus fotos desde Playa Chachalacas o desde Champotón, no sabemos en manos de quién estarán.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobre todo si mi editor, que no solo publica sus hazañas, sino sus hamburguesas y hasta sus lamentos diarios en su red social, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (228 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *