Día Internacional de la Mujer… un mes después

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter:
@dianapat23

Hace justamente un mes con un día (8 de marzo), todo el mundo celebraba el “Día Internacional de la Mujer”, un homenaje que conmemora la lucha de todas nosotras, en pie de la igualdad de oportunidades en la sociedad, y sobretodo, en nuestro desarrollo como personas.Ese día los teléfonos se caían de tantas llamadas y mensajitos, muchas recibieron flores y hasta invitaciones a comer o cenar, sobre todo por parte del sexo opuesto. Ese día todo se vistió de color rosa, chocolates y hasta vino espumoso, y a ver qué sigue después.

Al día siguiente, mágicamente se volvió como todos los días, más aún viviendo con noticias de feminicidios cada vez más comunes en México (y en marzo para acabarla de amolar). Esa palabra ya tan parte de nuestro vocabulario habitual, donde las mujeres fueron atacadas por el marido, el ex, el taxista o del desconocido (madre e hija…¿neta?. Las razones, sólo por ser mujer y muchas veces por tratar de salir adelante o ser nosotras mismas.

Será la educación que esas personas reciben todos los días lo que los orilló a cometer esos horribles crímenes. Pero también de qué nos espantamos, tan sólo veamos la televisión o las películas. Países del Medio Oriente todavía en nuestros días, ven a la mujer como mercancía, y pobres de ellas si se quitan el velo porque les va como en feria (conozcan la historia de Malala).

Si no me creen, entren a Netflix y pongan alguna película de la India, de esas del cine de “Bollywood”, el segundo más importante después del estadounidense, que por muy “modernas” que parezcan, en sus tramas continúan “arreglando” matrimonios poniendo a la mujer como oferta de catálogo. A la más sumisa, a la que no tiene enfermedades o problemas físicos y la que cocina como su mamá, es la elegida, así nuestros días.

Después del movimiento #Metoo generado a través de la serie de entrevistas que realizó Carmen Aristegui a varias actrices mexicanas hace unas semanas sobre acoso sexual que sufrieron, me llegó un comunicado de prensa hablando del término Wollying, que en realidad no es más que el acoso que sufrimos las mujeres por parte de las mujeres, de ese acoso que la sociedad ve “normal” en la forma de relacionarse de las mujeres. Es que sí, para echarle leña al fuego, nosotras mismas nos tiramos siempre, en lugar de apoyarnos y el acoso se vive de distintas formas.

De por sí las mujeres somos competitivas, imagínense dentro de nuestro entorno de las Relaciones Públicas lo que se vive. Es momento de compartir, de dejarnos ser, de soltar, de dejar esos complejos y quitarnos el miedo (así como Peña Nieto ¿qué no?). Hay que tratar de mejorar el mundo y sobretodo, de irle quitando esos vicios que impiden avanzar a las mentes.

Las mujeres solas o acompañadas, podemos mover al mundo. Ojalá los hombres le entren al quite y dejen de vernos como una competencia. El día que vean que somos su complemento, muchos de ellos se quitarán esos complejos y podremos hablar de la verdadera media naranja.

Hoy estoy muy indignada y más que nada muy triste. Quisiera que “la nota del día” ya no fuera un feminicidio, nadie merece morir por ser mujer. Hay que dejar de ponernos el pie y generar el respeto hacia nosotras mismas.

A la hora del trabajo, de la vida y del sueño, las mujeres debemos ser valoradas y respetadas todos los días, no sólo en marzo.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobretodo, si este sentimiento de enojo que me nerva hoy y mi editor lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (228 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *