La Marcha del Orgullo Gay 2018, Relaciones Públicas a todo color

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Este fin de semana se llevó a cabo la Marcha del Orgullo Gay en su edición numero 40 en la Ciudad de México, con el objetivo de celebrar la diversidad y el logro de los derechos (cada vez mayores) de la comunidad LGBTTTI. El festejo fue por partido doble, gracias al triunfo que obtuvo México ante Corea dentro del Mundial Rusia 2018.

El sábado, desde temprana hora el Paseo de la Reforma a la altura del Ángel de la Independencia era una plancha de aficionados con su playera verde, que se mezclaban entre los miembros de la comunidad, a quienes mayormente se les podía distinguir entre originales atuendos y portando coloridas banderas, el símbolo por excelencia de este movimiento. Ese día, en santa paz, México se unió en una sola voz.

Durante la inauguración que contó con música de mariachi donado por el jefe de gobierno José Ramón Amieva, se hablaron de los derechos de la comunidad, destacando que sobretodo la Ciudad de México seguirá siendo referencia de los derechos de todos. Ahí se dio el banderazo con más de 80 carros alegóricos, y pues en uno de ellos tuve el privilegio de estar para vivir una de las experiencias más emocionantes en mi ciudad, obviamente encargándome de ondear la bandera de colores en todo momento, y claro, diciendo “hola a todos” con movimientos “corto corto, largo largo”, como seguramente le enseñaron a Meghan Markle de Sussex.

Muchos medios de comunicación dicen que se congregaron alrededor de 250 mil personas. Para serles sincera, pienso que se veían muchísimos más, todo Reforma desde el punto de partida hasta donde perdías la vista, veías una multitud. La marcha del orgullo es un evento que reúne a personas de todas las preferencias, religiones, gustos y estatus sociales. El objetivo es salir adelante juntos para seguir creando una mejor nación.

La primera Marcha del Orgullo Gay en México se llevó a cabo en 1979, cuando después de los disturbios dentro del bar Stoneway Inn, un bar gay en un barrio neoyorquino se suscitó una redada muy violenta. Este lamentable hecho, dio pie a levantar la voz, y fue justamente ahí y en la ciudad de Los Ángeles en California, donde se comenzó la lucha contra la discriminación y por la defensa de los derechos humanos de lesbianas y homosexuales.

En este 2018, este evento ya es una tradición en muchas partes del mundo. Los tiempos han evolucionado sin duda. Imagino los primeros años en que el que formar parte de esta comunidad, para muchos era considerada “un pecado”, y donde cada uno de ellos tenía que luchar tal vez contra el repudio de los moralistas o de sus mismas familias. Me imagino el tener que luchar muchísimo más que cualquiera día con día para sobrevivir, pero siempre con la frente en alto y seguridad en si mismos, eso es sin duda, una de sus cualidades más admirables y que todo mundo debería de copiarles.

Dicen que el tener un amigo gay es un tesoro. Para los que tenemos a cientos de ellos dándonos su amor y su cariño a nuestro alrededor, somos los más afortunados, si no valoras esto, estas amolad@. Aquí y en China #loveislove. Si no han ido a la Marcha del Orgullo Gay, por cultura urbana dense la oportunidad de ir, el espectáculo, el ambiente de amor y arcoíris que se genera aquí, no se compara con nada más.

Sin duda el 23 de junio de 2018 se quedará como uno de los días en los que México dio una cátedra de progreso y sobretodo de Relaciones Públicas orgánicas, que dieron de que hablar favorablemente por sí solas.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobre todo si mi editor, al que tengo las mismas oportunidades de verlo como cuando sale el arcoíris, me lo permiten!

 

Acerca del autor: Diana Alarcón (241 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *