Cómo fidelizar a tu publirrelacionista

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

A diario escuchamos hablar sobre la importancia de estar motivado en nuestro trabajo. Para nuestro jefe es vital dar siempre el máximo de nosotros en la labor que desempeñamos, solo de esta manera nos manejan que podremos cumplir nuestros sueños, objetivos y llegar tan alto como nos lo propongamos.

Para llegar a la cima, las empresas invierten tiempo para crearse una buena reputación y así lograr posicionarse, además de atraer clientes nuevos y más que nada, incrementar sus ventas. Para lograr estas metas, una parte primordial son las Relaciones Públicas, las cuales también necesitan una motivación.

No sé si del todo llamarlo motivación. La motivación requiere de muchas cosas, que van desde bonos para empleados, y otro tipo de incentivos. En la parte de Relaciones Públicas, sentirnos parte del equipo es vital, sobre todo para fidelizarnos con nuestra marca y llevarla tatuada en el corazón, recordemos que nos toca ser muchas veces los voceros y/o la imagen de la misma.

Por ello, necesitarnos empaparnos de todo lo que tiene que ver con la compañía con la que estamos trabajando. Sea donde sea donde trabajas, tienes que conocer a su gente, sus filiales, utilizar sus productos (haciéndolo en público y que se vea casual), comerlos, vivirlos y sentirlos, si no, ¿pues cómo vas a recomendarlos?

Parece difícil, pero una labor tan sencilla como estar en el lugar donde nació tu marca, caminar por sus pasillos, olerla, escucharla, sentirla (me leí muy Thalia Challenge, ¿verdad?) te abre la mente de una forma increíble. Eso mismo es lo que nos ayuda a crear historias y transmitir esa pasión a las audiencias con las que tratamos todos los días.

Dicen por ahí que si tienes una pasión se nota, y si estás convencido de lo que haces, los buenos resultados vendrán por añadidura y se dejarán ir como hilo de media.

Nunca voy a olvidar esa primera vez en Francia, caminando por los viñedos y cavas de champagne en Reims, siendo testigo de los procesos de elaboración, de los aromas a uva y manzana que emanaban de sus barricas. Ya nunca más nadie me iba a contar cómo se hacía esta bebida burbujeante de la que hablaba todos los días con los periodistas, (¡yo también había estado ahí en el lugar del que escribía en todos mis boletines de prensa!).

Pocas son las marcas que nos ven como una inversión (y no como canaperos) y entienden que los primeros que debemos ser “los conejillos de indias” o usar sus productos, vivir sus experiencias, somos nosotros. Nada tan congruente como sus publirrelacionistas para promover de una forma orgánica nuestra marca. Para nuestro entorno, sea grande o pequeño, somos una influencia y hasta un modelo a seguir.

Hoy le quiero agradecer a Zelé, una de las compañías para bajar de peso a través de una dieta cetogénica 100% muy segura y lo más eficaz que existe, que me haya ayudado en mi proceso de transformación emocional y física. Hoy, después de dos meses de trabajo intenso y por encima de todo, mucha fuerza de voluntad, esos 10 kilos menos me han hecho posar para las fotos sin tener que buscar “mi lado bueno”, pero mucho más importante aún, me ha dado la oportunidad de reinventarme y ver la vida de forma distinta.

He vuelto entre otras cosas a usar lipstick rojo, reconciliarme y regocijarme con mi ropa y algo muy valioso, recuperar la confianza en mí misma. Eso es tan solo una de las maravillas que nos brindan las Relaciones Públicas, sobre todo para quienes no lo vemos solo como un trabajo, muchos las experimentamos también en nuestra vida personal.

Si quieren saber de qué trata la dieta cetogénica, entren a la página web de Zelé. Los atenderá un staff altamente calificado, quienes los remitirán con nutriólogos de primer nivel. Los productos que la marca elabora, son deliciosos y te prometo que muy pronto adoptarás a tus favoritos, como yo lo hice con los hot cakes y las galletas de jamón y queso. Tienen una selección enorme, son súper prácticos, pensado en gente como ustedes mis colegas estresados, que a veces no tienen tiempo de hacerse unos huevos a la mexicana o simplemente quieren cambiar sus hábitos de vida por unos mejores, vale la pena.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobre todo, si mi editor al que ya voy a enderezarlo al buen camino para convencerlo de cambiar las alitas de pollo por ensalada de lechuga, me lo permiten!

 

Acerca del autor: Diana Alarcón (250 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *