Las Relaciones Públicas con conciencia

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Hoy en día para todos los que nos dedicamos al mundo de la comunicación, es vital dejarle algo positivo al mundo a través de nuestro trabajo, pero que también nos deje muchas enseñanzas en nuestro entorno personal. Las marcas son mejor vistas si llevan a cabo acciones de responsabilidad social, ya sea para el cuidado del medio ambiente, o el apoyo a las personas que más lo necesitan. 

Hace unos días la casualidad o la causalidad me llevó a visitar el Comité Internacional Pro Ciegos I.A.P., ubicado en Santa María La Ribera, una de las colonias con más historia, que parece que se contarán solitas en muchas de sus casonas, de esas de paredes fuertes y techos altos. Ahí desde hace 60 años los enseñan a actuar con independencia, a terminar sus estudios, a leer y escribir braille, pero sobre todo a hacerlos sentir que no están solos dentro de un ambiente de calidez humana.

Estar ahí y escuchar las historias como las de Kary y Lupis, quienes acuden a tomar clases para su vida diaria junto con otras 300 más, te hace crear conciencia y a detenerte para ver que es lo que estas haciendo bien o mal con tu vida, pero sobre todo lo que en México hacemos como sociedad para apoyarlos y hacerles la vida más sencilla.

Para empezar en nuestro país no hay una cultura que apoye a las personas ciegas. Los señalamientos son pocos, y en detalles como los menús de los restaurantes no hay una opción en braille o alguien que tenga la disposición de servirlos y apoyarlos.

Parecen pocos, pero hasta el censo de INEGI en el 2010, la población de ciegos y débiles visuales es de 1,292,201 personas, mismas que tienen que salir adelante todos los días y con muy pocas oportunidades de trabajo. De hecho esta es la segunda causa de discapacidad en México.

Muchos pensamos que los que no cuentan con el sentido de la vista deben de pasarla muy complicado, y lo pude constatar al visitar ProCiegos al hacer el ejercicio de recorrer el lugar, además subir y bajar escaleras con un antifaz y un bastón. Arturo el profesor de computación me dijo al subir las escaleras con la ayuda y asesoría de Kary, “Diana, ahora
imagina subir las escaleras de un puente peatonal en hora pico, es muy difícil para nosotros”.

Platicar con alguien como Kary, Lupis o Arturo es abrirte en un mundo que tal vez no imaginabas. Estar con un antifaz por un momento, te hace detenerte a escuchar y a percibir tus sentidos de otra manera, y abrirte con los ojos del alma como lo hacen ellos, quienes mejor que ellos para guiarte en este camino del corazón. Pese a los obstáculos del mundo, ellos además de sentir y percibir, también se enamoran, bailan, y hasta checan sus redes sociales. Para ello Arturo les enseña en la institución a utilizar las computadoras operadas por voz, para que ellos sepan que es lo que están escribiendo o leyendo.

El Comité Internacional Pro Ciegos I.A.P., así como muchas otros organismos sobreviven de apoyos en especie y donaciones en efectivo, es por que también este tipo de empresas requieren de estrategias de Relaciones Públicas enfocadas a una cultura permanente de ayuda a nuestros semejantes, no solo cuando pasan desastres naturales y otras causas. El compartir bienes materiales pero también tu tiempo y buena disposición debe estar siempre presente en nuestras vidas. Este llamado no solo es para la sociedad, también para la iniciativa pública y privada. Por ejemplo, ¿sabían que la mayoría de los restaurantes no tienen menú en braille o que el personal de estos mismos no se toma el tiempo o la
paciencia para atenderlos? Si esto es ahí, imagínense en las calles, en las tiendas, etc.

Si quieren comenzar ahora, pueden adquirir los productos que se venden en línea, como las alcancías de la hermosísima Chata Pig (ya les contaré de ella), pintada y decorada por los miembros de Pro Ciegos I.A.P. Vayan a visitarlos y apoyen, les va a llenar el alma de puras cosas buenas.

Si tienes un familiar o un amigo invidente, es momento de pensar el cómo contribuir para que los espacios sean amigables para todos. Para nosotros los publirrelacionistas es momento de crear conciencia a través de nuestro trabajo y apoyar las buenas causas como esta dejando huellas, créanme que tenemos mucho por hacer aun.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, el horario de invierno que ya comenzó y que comienza a perturbar mis mañanas y a deprimir mis noches (porque oscurece más temprano), pero sobretodo si mi editor que aun me debe un pan de muerto, me lo permiten!

Gracias Diana, escrito en braile

 

Acerca del autor: Diana Alarcón (313 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


2 Responses to Las Relaciones Públicas con conciencia

  1. Juan Aguilar dice:

    Hola Diana, cuando dices «3 o 4 clientes que te paguen más o menos bien» qué es más o menos bien de acuerdo con tu experiencia?

    Gracias por el consejo.

    Saludos

    • Diana Alarcón dice:

      Hola Juan
      Todo depende de tu esquema de trabajo y de tus necesidades especificas. Si tienes empleados, si pagas renta de una oficina, etc

      Saludos
      Diana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *