Roma y sus Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Qué mejor manera de volver con ustedes este 2019 hablando de uno de los sucesos mediáticos más polémicos últimamente, la aclamada película Roma. Y es que quién hasta ahora no ha hablado o no la ha visto.
Una película que incluso creó (sin querer queriendo o queriendo a propósito) su propia campaña de polémica, cuando en un principio fue diseñada para proyectarse a través de Netflix, una nueva plataforma para producciones de esta magnitud, y en salas de cine con onda más cultural y menos comercial. Ya se imaginarán cómo respondió Cinépolis a través de su agencia de Relaciones Públicas y en sus redes sociales sobre las razones por las cuales no se exhibía la cinta en sus salas, un mega berrinche.

Para la realización de Roma, se recrearon y se ambientaron muchos espacios que nos hicieron remontar a los años 70, época en la que se desarrolla la historia de Cleo, junto con sus sentimientos y su ir y venir por la casa de la Colonia Roma de la Ciudad de México en la que trabaja. Puedo decirles que aunque muchos de nosotros no vivimos durante la época o éramos muy niños, la nostalgia nos invade al ver cómo eran antes muchos lugares, como el teatro Metropolitan que antes era un cine,  las calles, autobuses, logotipos, bancos e incluso recordar muchos de los spots de radio que ahí salen y alcanzamos a escuchar durante nuestra infancia. En la historia tampoco podía faltar la abuela regañona, la lucha por los Gansitos, los refrescos, las historietas de Periquita, los autos enormes, esos que tal vez que eran de tu papá o abuelo, y muchas otras cosas más.

Para la promoción de Roma, la cinta se exhibió en la mismísima casa de Los Pinos, también vimos a su director Alfonso Cuarón invitando a través de sus redes sociales para que se unieran al #Romaton, donde los invitaba a exhibir la cinta en su colonia, y donde para crear más interacción los asistentes deberían de tomar fotos de las funciones. La mejor o la más original ganaría algún premio. Sin duda, ha sido una campaña revolucionaria y completamente distinta.

Roma es un caso de Relaciones Públicas no solo para México y su forma de vida o para el cine nacional, internacional y de todos los tiempos, es una llamarada de voces para hablar de los derechos y trato justo de todas esas personas que viven en el silencio, y de las que no sabemos nada de su vida o lo que pasa por su cabeza.

Yo no sé si Roma es o vaya a ser la mejor película del cine mexicano de todos los tiempos, pero lo que sí sabemos es que por algo ha obtenido un sinfín de elogios y premios por todo el mundo, incluyendo los dos Globos de Oro de este fin de semana. A Roma la amas o la odias, pero los que la odian o no le entienden ,¿están muertos por dentro o qué?

A pesar de que su elenco no está conformado al cien por ciento por actores profesionales, ya ha soltado a la fama a Yalitza Aparicio su protagonista, quien ha sido portada de revistas en todo el mundo, abriendo una brecha y rompiendo estereotipos. Esas son muchas de las cosas buenas que deja esta película, además de una memoria intacta del México que seguramente muchos anhelan que regrese. Sin duda, el triunfo de la cinta en la siguiente entrega de los Óscares significaría una gran victoria para las plataformas como Netflix, ¿ustedes qué piensan?

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, la culpa del recalentado y sobretodo, si mi editor que seguramente anda del tingo al tango en este nuevo comienzo, me lo permiten!
Les deseo lo mejor para este año y siempre.

Acerca del autor: Diana Alarcón (288 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *