Un venado tequilero, la historia de la marca Tequila Cazadores

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

Entre las marcas que destacan en el mercado del tequila se encuentra esta que no es tan antigua como otras, pero que sin duda tiene un lugar entre las favoritas del público. Hablamos de Tequila Cazadores.

En el sitio de la marca de Tequila Cazadores se dice que una mañana de hace casi un siglo en 1922, en el poblado de Arandas en Jalisco, un hombre llamado José María Bañuelos, al asomarse a la ventana a contemplar las laderas de los montes cubiertos de agave azul, cuyo nombre científico es Tequilana weber, se sorprendió al ver entre las plantas a un venado, esta visión llevo a José María Bañuelos a concebir una receta para crear un tequila especial y al cual llamó Cazadores.

Pero ni José María, ni su hijo León llevaron la receta al nivel de una producción comercial. La receta era para consumo familiar y en el sitio web de la marca se dice que José María Bañuelos escondió la receta entre las paredes de su casa.

En 1931 nació el hijo de León; Félix. Los padres de Félix vivían en un poblado llamado Jamay ubicado en la ribera este del Lago de Chapala, siendo un niño la familia se mudó a Guadalajara donde Félix ayudaba a su padre a repartir leche y ordeñar vacas, enfrascado en sus estudios Félix avanzó hasta llegar a iniciar la carrera de contador público que suspendió por un tiempo para irse a trabajar a Estados Unidos de bracero, al momento de su partida el joven tenía 17 años de edad, a su regreso insistió a la directora de la escuela de contabilidad el que lo aceptara de nuevo para finalizar sus estudios pues él quería ser empresario.

Abrió una pequeña tienda de dulces y pudo concluir sus estudios. A finales de la década de los años cincuenta Félix se establece en la tierra de sus ancestros, en Arandas. Establece primero una fábrica de productos lácteos a la que llamó La Vaquita, en ella se industrializaban diferentes dulces de leche.

En 1973 Félix Bañuelos decidió comercializar el tequila creado por el abuelo y pone una destilería en Arandas para comenzar a producir Cazadores. Para la etiqueta de la botella Félix escogió la imagen del venado que había visto su abuelo y que sigue siendo la que se asocia de inmediato al mencionar el nombre de la bebida.

En poco más de veinticinco años Félix logró que la producción diaria de Cazadores fuera de 40,000 litros diarios y pasar del mercado local y regional a ser una marca con presencia en México y Estados Unidos. En 2002 Bacardi compró la marca, que era ya la quinta en el mercado del tequila y es hasta la fecha la dueña de la marca.

Félix Bañuelos cinco años después de la venta de Cazadores, creó una nueva marca de tequila en compañía de sus hijos a la que llamaron Hacienda Vieja y se destila en las antiguas instalaciones de Cazadores. Uno de los tequilas de la marca, el de mayor calidad se llama Don Félix en honor al creador de ambas empresas.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (176 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


One Response to Un venado tequilero, la historia de la marca Tequila Cazadores

  1. […] entrada Un venado tequilero, la historia de la marca Tequila Cazadores aparece primero en The […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *