Diferencias entre los mánagers artísticos y las Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Por más de cinco años hemos tratado el tema de las Relaciones Públicas casi siempre desde una óptica más que nada empresarial. En nuestro entorno de la comunicación hay muchas profesiones afines o parecidas a la nuestra, los representantes o mánagers de farándula o incluso de deportistas.
Sus actividades son muy parecidas a las nuestras; un buen mánager puede llevar la carrera de su cliente (si sabe escogerlo), así como un mal representante puede llevar a tomar decisiones que estanquen su carrera. Es que así como terminan siendo los buenos de la historia, también son los malos. No olvidemos el caso de la cantante Selena y de Yolanda Zaldívar, quien comenzó siendo la presidenta de su fan club, hasta irse metiendo como la humedad y haciéndose más indispensable en la vida de la estrella de Corpus Christi, Texas, y su familia, hasta terminar como la directora de sus empresas. Sus malos manejos, además del trágico final que todos ya sabemos, fue el despilfarro y fraude, sobretodo a los admiradores de la cantante a la que el Chico del Apartamento 512 hacía su corazón saltar.

A veces el mismo mánager termina siendo igual o más famoso que el cantante, ya que son los que al final andan dando entrevistas de la vida e intimidades de su cliente, lo que a la prensa rosa le encanta. Muchas veces lo hacen porque terminaron mal con él, pero dentro de una estrategia bien planteada, es quien hablará por ti ante el mundo y te abrirá paso en la vida.

Un mánager es también quien toma las decisiones del artista,  el que decide qué canciones meterán al disco, las ciudades que visitarán, qué productor, etc. También es quien verá por ti a la hora de la contratación de algún evento o se encargará de tu imagen a la hora de algún patrocinio.

Así como los que nos dedicamos a las Relaciones Públicas, un mánager debe promover a su cliente ante empresas, disqueras, empresarios, agencias de talento, etc. En resumen, es el encargado de armar el equipo de trabajo en general.

Aunque no son los asistentes del artista en cierto modo, un mánager así como un publirrelacionista debe acompañarlo la mayor parte del tiempo, ya sea para motivarlo y hasta ayudarle a calmar el nervio pre-show. Todos somos humanos y a la hora de la faranduleada, siempre tienes que estar contentito, aunque te duela el dedo chiquito del pie o tu pareja te haya dejado. Un buen mánager también es una especie de amistad o confidente.

Desafortunadamente, hoy día muchas personas no tienen las mejores intenciones, y aunque parece que sólo ocurre en las películas, los contratos con los mánagers sí pueden ser armas de doble filo y evitar cuestiones como lo que ya les comentaba con fraudes, desfalcos, e indiscreciones a la prensa.

Tu mánager (así como nosotros los pi-ars), deben creer en su cliente por sobre todas las cosas, trabajar en sintonía, esto es de suma importancia. Si tomas en cuenta todas estas cuestiones, tú mientras puedes estar ensayando esa nueva obra de teatro, componiendo nueva música y preparándote al cien, porque si tu mánager te ama, ya debe estar consiguiéndote ese contrato que tanto anhelas o esa portada de revista internacional.

Créanme, para nosotros los fans, un buen mánager o uno malo también hacen que amemos u odiemos a nuestro artista, sobretodo el cómo se porten a la hora las firmas de discos, los encuentros o las fotos. Muchas veces por sus malos modos nos quedamos con un mal sabor de boca y hasta puede hacer que rompamos los discos de acetato que guardamos de recuerdo, o los pósters que tenemos colgados en la cabecera de nuestra cama. Un mal sabor de boca es difícil de quitar después de una mala experiencia. Lo mismo pasa con las Relaciones Públicas; un buen trabajo con empeño y armonía siempre nos ayudará a crecer nuestras marcas.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobretodo si mi editor que también le hace a esto de la rockeada y tiene su propio mánager que hasta le dice qué saco negro ponerse hoy, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (271 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


One Response to Diferencias entre los mánagers artísticos y las Relaciones Públicas

  1. Pepe dice:

    Excelente trabajo como siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *