Las Relaciones Públicas alrededor de los premios Óscar

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Entre AMLO, Roma y los Óscares es de lo único que se habla en México en las ultimas semanas, y aquí también (sorry). Es que el marketing que se mueve alrededor de estos premios es impresionante. Cada edición gasta alrededor de 44 millones de dólares, recuperando obviamente más del doble o triple de lo invertido gracias a las marcas que se anuncian. Y esta la 91, no fue la excepción.

Parece una locura cuando hablamos de las cantidades de dinero que se manejan. Por ende todo debe ser perfecto. Los ojos del mundo esa noche (y muchas otras también) están puestos ahí, por lo que si hubiese un error, de inmediato los medios y las redes sociales lo convertirían en un trending topic, lo cual pasó hace un par de años cuando por descuido fue mencionada La La Land como mejor película, lo cual no fue así. No se dejó de hablar de eso por semanas.

El Óscar es otro fenómeno igual de importante que el Super Bowl, donde además de ganar millones de dólares por minuto por parte de las marcas, estas mismas se ven beneficiadas por el alto consumo de sus productos durante las transmisiones. Ejemplos hay muchos, como pizzas y hasta aguacate mexicano. Las redes sociales también tienen un gran impacto, prueba de ello es el famoso selfie del 2014, alcanzando los dos millones de RT (la foto más retwitteada de la historia), además de las altas ventas del teléfono celular utilizado.

Las marcas de moda y joyería también se ven beneficiadas a un 1000% por ciento, ya que son las encargadas de ataviar a las celebridades, dándoles prestigio y haciendo que se hablen de ellos en todas las revistas del corazón.

La entrega del Óscar es sin duda el premio más afamado del mundo, el cual representa el máximo logro para una película y para todos sus involucrados, quienes los hace llegar por fin a los cuernos de la luna. Es por ello que los estudios y distribuidoras invierten una gran cantidad de recursos en la campaña promocional por obtener nominaciones y triunfos en los Premios Óscar. Esto, obviamente influye en las ganancias de taquilla de una película, ya que añade entre un 10% y un 50% a los ingresos alcanzados. Cuando una película obtiene una o varias nominaciones y si resultan ganadora, van a tener un efecto positivo para el público.

La películas nominadas no siempre tienen que ser las mejores, por eso se lleva a cabo una estrategia de comunicación que incluye muchos elementos, como por ejemplo los votantes, quienes dependiendo del tipo de película se tienen que segmentar por sexo, edad, conocimientos y gustos.

Otro factor es la fecha de estreno, mientras los votantes la tengan más fresca en su cabeza, más probabilidades tendrá de ser nominada. Obviamente los premios anteriores que haya recibido tienen que ver. Para resultar un nominado hay que picar piedra en la llamada “carrera por el Óscar”, la cual comienza desde el Festival de Cannes. En el caso de la película Roma por ejemplo y la que nos atañe por ser de casa, podemos mencionar un premio Goya y BAFTA, recibidos hace muy poco. Esta gira promocional funge también para que los medios hablen y hablen cada vez más de diversos temas, sus logros, participaciones, actores y demás, todo ayuda.

Detrás del trabajo para lograr una nominación a los Óscares, sin duda hay un gran esfuerzo de muchas áreas involucradas, sin el cual no tendrían ningún tipo de opción de estar presentes en dichos premios. Los estudios y distribuidoras invierten una gran cantidad de recursos, muchas veces más que lo invertido en la filmación de la película, debido a los increíbles efectos que un triunfo en los Oscar supone en la taquilla y todo el prestigio que le dará de por vida.

Hoy en día estamos viviendo la evolución del cine tradicional a través de las nuevas plataformas como Netflix (el nuevo Hollywood), quienes cada vez llevan a cabo producciones más costosas y protagonizadas por actores de talla internacional, quienes obviamente deben formar parte de las mismas para hacer más atractivo el producto. Por ejemplo, en el caso de la película Roma de Alfonso Cuarón, a pesar de ser una de las joyas inmortales de la nueva era del cine mexicano, esta plataforma invirtió 25 millones de dólares para su promoción y posicionamiento, que por cierto, fue la más cara de su historia.

Algunas de las actividades que se llevaron a cabo fueron el proyectarla más que nada en cines culturales. Como el audio de la cinta es una pieza importante de la misma, en algunos casos la producción les regalaba proyectores y sonido de alta fidelidad, para vivir la experiencia Roma como debía de ser.

Se contrataron agencias de Relaciones Públicas tanto en Europa, Estados Unidos y México, las cuales gracias a su trabajo lograron entre otras cosas, ayudar a lograr premios en Venecia además de la icónica portada en Vogue Mexico con Yalitza Aparicio su protagonista y que ya es considerada como histórica, además de algunas otras que han sido tan polémicas como la de Hola! México, pero el chiste es que hablen y hablen más.

Si a esto le suman las marcas que la han contratado como influencer como Lenovo o Papa Guapa que le ha dedicado uno de sus platillos, seguiremos hablando de ella y de Roma por mucho tiempo más.

Además de esto, la campaña de PR incluyó la contratación de medios pagados para las nominaciones al Oscar, los Globos de Oro, etc. Llevaron a cabo actividades, viajes, souvenirs, happenings y regalos a prensa como chocolate oaxaqueño, cartas y pósters firmados por la protagonista y Cuarón y presencia en fiestas organizadas por revistas internacionales, fotos con Bradley Cooper, Hugh Jackman y Lady Gaga y galas con Angelina Jolie, Charlize Theron y Diego Luna. Sin duda, estas actividades crean un
contacto directo entre los miembros de la Academia.

Todos los que trabajamos en PR lo hacemos por un bien común, el que es ayudar a nuestras marcas a generar además de prestigio, mayores ventas y consumo de sus productos o servicios. Lo mismo pasa con el cine, generar logros en taquilla, lo cual se traduce en más producciones, impulso a los actores y trabajo para miles de personas involucradas en la industria.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobretodo si mi editor que debe estar desvelado por culpa de los Óscares, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (275 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *