¿Por qué invertir en Relaciones Públicas?

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

A poco más de 100 días del nuevo gobierno de México, hemos sido testigos de un nuevo “cambio” por parte de la 4T, donde los recortes en todos los niveles, la falta de creatividad, liderazgo, iniciativas, propuestas que no hemos visto que se cumplan, pero sobretodo austeridad, es lo que se nota todos los días.

Hace unos días se llevó a cabo la Feria de Berlín, Alemania, considerada la mas importante a nivel mundial en materia de turismo, y en donde la participación del Pabellón de México (según las fotos que circularon en redes sociales) dejaron mucho que desear, dejando a México sin alma y con una imagen carente de magia. Lo más colorido que se podía apreciar eran unas hojas de papel picado pegado en los escritorios tipo Godin que llevaron, seguramente porque pensaron que era un evento solamente para vender tiempos compartidos en nuestras paradisiacas playas.

Una de las cartas fuertes de México es el turismo, por toda la riqueza cultural, natural y la calidez que tenemos. Lo que comunicó el país en esta ocasión con esta participación fue un producto pobre, en el que muchos inversionistas tal vez podrían pensar si traes su dinero aquí o no. Es que sí da coraje, imagínense que tan solo en el 2018, el turismo representó el 8.7% del PIB. Hace falta darse una vueltita por Yucatán, las playas del sur, las ciudades del Bajío, los puertos del Pacifico, como para darse cuenta de que una gran parte de ese turismo viene precisamente de Europa y deja una enorme derrama en las zonas.

Con esto no quiero decir que toda esta derrama económica se debió al simple hecho de participar con un maravilloso stand que ganó honores el año pasado en Hannover, que se robó la atención de todos los medios europeos durante una semana entera. De hecho, México fue el único país que ocupó ese puesto desde la creación de este evento en 1947. Hay mucho que hacer aquí adentro, pero también hay que saber invertir en este tipo de foros que son estratégicos y dan mucho valor y prestigio a México como marca.

Ahora, esta penosa participación que ha lastimado al país y demostrado el nulo conocimiento de México como marca-país, que por ahorrarse unos pesos, perdimos seguramente muchos millones. Es muy triste la imagen que se transmite al extranjero. Esto podría parecer una participación más en un “forito” sin importancia, pero es que en México y en muchas partes del mundo, el concepto de generar branding no se entiende o no se quiere entender. A veces lo que falta no es dinero, se requiere de talento y visión de cómo invertir para generar recursos. Hace falta ese espíritu para crear y hacer que las cosas sucedan.

Esto mismo pasa con muchas marcas y empresas, al no entender que la imagen hacia fuera cuenta mucho (y obvio internamente también, pero de eso luego hablamos). Ser austero no es ser miserable. Dicen que como te ven te tratan, así como la gente invierte en ropa de marca, arreglo personal, cenas, eventos y autos carísimos de Paris, eso mismo debe pasar con las empresas y sus áreas estratégicas para una mejora notable de sus resultados y así ayudar a generar nuevos proyectos y negocios.

No se trata de despilfarrar a lo loco. Hay que ahorrar y repartir los recursos de manera objetiva. Para eso también están las Relaciones Públicas, pero no se confundan, no servimos de magos o de agendas telefónicas para arreglarle la vida a nuestros clientes y que no paguen un solo peso de nada, ni los 30 pesos del valet parking de su evento que le ayudó a generar contactos y ventas. Nuestras áreas son las encargadas de ayudar a generar recursos, pero también a aprovecharlos de la mejor manera, lo que ayudará a darle toda la visibilidad y prestigio a nuestros proyectos. Los ahorros y las oportunidades se terminan si no generas recursos. ¡Ah y otra cosita muy importante, no sigan pensando que la inversión es un gasto par favaaaar!

Señor López Obrador, 50 millones de pobres merecen que se generen empleos para que puedan salir adelante. Qué mejor manera de generarlos a través de fuentes como el turismo. Para producir hay que invertir. Pero no sé, no sé qué esperar de mi Presidente que da sus conferencias mañaneras con las manos metidas en la bolsa del pantalón, no sé.

¡Nos leemos en la próxima columna no sin antes decirle que si usted se sintió identificado con este texto, corra la voz y haga una cadena de oración para que la falta de visión estratégica termine! Lo de Dios, la inspiración y si mi editor me lo permite, porque seguro viene devastado por su cumple en el Vive Latino, ya viene por añadidura.

Acerca del autor: Diana Alarcón (284 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *