illy: la historia de la marca de café italiano de padre húngaro

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

La marca illy nació en el puerto de Trieste al norte de Italia, su fundador innovó en el arte de preparar el mejor café para sus clientes y creo una marca mundial.

Ferenc Illy nació el 7 de octubre de 1892 Timisoara en esos momentos parte del imperio austrohúngaro, hoy forma parte de Rumania. Estudió es una secundaria con especialidad en economía y a los dieciséis años se mudó a Viena donde comenzó a trabajar en empresas relacionadas con el café y el cacao. Al estallar la I Guerra Mundial se enlistó en el ejército austrohúngaro. Terminada la guerra se mudó al puerto de Trieste donde vivía una de sus hermanas. Trieste al finalizar el conflicto, armado pasó a ser parte de Italia. Ferenc quien pasaría a italianizar su nombre es conocido como Francesco, siguió con sus negocios de importación de café, cacao y algunas especias, algo natural en un puerto.

La naturaleza creativa y emprendedora de Francesco lo llevaron a inventar y patentar una forma de envasar el café una vez tostado a presión. Lo que mantiene las características aromáticas y de sabor del café. El proceso permite al café continuar su proceso de añejamiento. En 1933,

Francesco fundó Illycaffè. La empresa era una sociedad de Illy con una empresa reconocida en Trieste por la excelencia en el tostado de su café llamada Hausbrandt. En 1935 apareció un nuevo invento del húngaro, la máquina llamada Illeta para la preparación del café esspreso.

Este tipo de café fue inventado 32 años antes por un hombre llamado Luigi Bezzera quien en la búsqueda por hacer una taza de café con rapidez creó una maquina que aplicando presión de vapor de agua sobre el café lograba aumentar la velocidad de la producción de la taza, de ahí el nombre de esspreso. La innovación de la máquina de Illy era que utilizaba aire comprimido en lugar de vapor minimizando los riesgos de que la máquina llegara a explotar. En 1939, Illycaffè abrió su primera sucursal fuera de Italia, en Suiza, iniciando la creación de una cultura del café esspreso.

Francesco Illy murió en 1956 y fue sustituido por su hijo Ernesto, químico y quién hacía ya investigaciones acerca del café, sus propiedades y los mejores métodos para producir la mejor taza del café. Ernesto tenía 9 años trabajando para la parte de investigación y desarrollo del producto de la empresa familiar al momento de la muerte de su padre.

En 1957, Illy lanzó a la venta la lata de café para consumo doméstico y abrió el laboratorio de investigaciones sobre el café. En 1962, abrió una representación en Holanda. En la década de los setenta Ernesto patento y comercializó el empaquetado para una sola carga de café espresso lo que permitió por un lado unificar las características del café de illy y por otro, la internacionalización de la marca guardando la calidad para todo el mundo. De hecho, a principios de la década de 1980 la marca cruzó el Atlántico y llegó a Estados Unidos.

Además, simplificó las cafeteras de espresso, así como el proceso de elaboración. Ernesto Illy desarrolló también un sistema electrónico para la selección de los granos de café por medio del cual se eliminan todos los granos con defectos. Ernesto Illy dirigió la empresa hasta 2005, a partir de ese año y hasta a su muerte en 2008 fungió como director honorario de la empresa.

La tercera generación de Illy tomó las riendas de la empresa en la persona de Andrea Illy, el más joven de los hijos de Ernesto, aunque los hermanos mayores y sobrinos forman parte de la empresa, que son ya la cuarta generación. illy continúa siendo una empresa totalmente familiar.

Punto aparte merece el logotipo de la compañía que siempre ha estado relacionado con grandes nombres de diseñadores y artistas gráficos. En 1934 el suizo Xanti Schawinsky, quien con los años se convertiría en un reconocido artista, fotógrafo, representante del Bauhaus y escenógrafo pintó un cartel para Illy Café donde además del personaje que bebe la taza de café, podemos ver la botella del café presurizado distintiva de la marca creada por Francesco Illy.

En 1966, el logo fue rediseñado y con una nueva tipografía dejó Illy sobre un recuadro rojo con la silueta entrelazada de dos tazas de café espresso vistas de manera cenital. Magnani fue un destacado arquitecto.

En 1985, el logo sufrió una nueva modificación cuando todas las letras de illy pasaron a escribirse en minúsculas. Finalmente, en 1996 la palabra illy adoptó la tipografía de una pintura que el artista pop norteamericano James Rosenquist realizó para la empresa un año antes en 1995.

A partir de 199,2 bajó la iniciativa del hijo mayor de Ernesto, Francesco, comenzó el diseño de tazas por parte de renombrados diseñadores. El primer grupo de tazas fue diseñado por el arquitecto y diseñador Matteo Thun. Desde ese entonces son muchos los artistas que han diseñado tazas para illy, incluyendo al músico David Byrne, el director de cine Francis Ford Coppola, James Rosenquist, Peter Roesch, el artista sudafricano William Kentridge, la cantante canadiense Alanis Morissette, entre otros. Todas se pueden ver, y bien vale la pena, en el sitio de illy.

En 1999 se creó la Universidad del Café en la ciudad italiana de Nápoles, en 2002 fue reubicada en Trieste al interior del corporativo illy. La universidad cuenta actualmente con 20 sedes en el mundo.

Actualmente illy es una marca mundial con presencia en más de 140 países.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (183 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *