Canada Dry, la marca de una bebida popular desde la raíz

Por Armando Enríquez
Twitter: @cernicalo

Esta bebida refrescante se producía en Inglaterra, Irlanda y en Estados Unidos desde principios del siglo XIX, tal vez antes. Hablamos de la marca canadiense más conocida: Canada Dry.

Saborizar el agua es uno de las obsesiones de la humanidad desde su origen, ya sea agregando granos tostados, hojas de diferentes plantas, jugo o pulpa de frutas. La popularización del azúcar promovió aún más este hábito.

La costumbre de hacer tónicos y bebidas vigorizantes con todo tipo de plantas era muy popular en el siglo XIX, fue Inglaterra o en Irlanda, sin que realmente se pueda precisar, donde se cree que se originó la bebida que hoy conocemos como Ginger Ale y que tiene como ingredientes principales, agua, azúcar y raíz de jengibre. Al menos en su principio. De ahí como paso lógico llegó a Estados Unidos, pero fue un canadiense el que creó la marca más popular de la bebida.

John James McLaughlin nació el 2 de marzo de 1865 en Enniskillen en la provincia de Ontario, Canadá. Su padre fue un exitoso constructor de carruajes, carretas.

John, a diferencia de sus hermanos que decidieron trabajar con su padre, se fue a Toronto y se tituló como farmaceuta en la universidad de Ontario en Toronto.

De ahí John decidió hacer un postgrado en farmacéutica y migró a Estados Unidos. En Nueva York además de estudiar, trabajó en una de las principales farmacias de la ciudad, donde práctico su carrera, así como la administración porque llegó a dirigir la operación del lugar, pero lo más importante descubrió la fabricación de bebidas carbonatadas y minerales que ya tenían gran demanda entre la gente.

Cuando regresó a Toronto en 1890 decidió establecer no sólo una fuente de sodas, donde puso en practica sus conocimientos con las bebidas refrescantes, si no la producción de barras para otras fuentes de sodas en Canadá, así como implementos para estas mismas fuentes de soda. Mc Laughlin vendía una maquina que lavaba las botellas de vidrio cepillándolas y esterilizándolas, dejándolas listas para volver a ser llenada con el refresco. La fábrica creció y relocalizada en otra zona metropolitana de Toronto.

El ale es un tipo de cerveza, pero en el caso de la bebida hecha con jengibre por McLaughlin jamás se pensó en que fuera una bebida alcohólica.

Una de las obsesiones de McLaughlin fue desarrollar una bebida a partir de jengibre, que no contuviera alcohol y que asimilara al Champagne. No era la única bebida de jengibre en el mercado de la ciudad canadiense, pero gracias a la publicidad, en la que McLaughlin apelaba a la pureza de su producto en contra de la insalubre agua del sistema de agua de la ciudad y la innovación de introducir en Canadá los sifones para embotellar su bebida, rápidamente venció a su competencia.

La primera versión del Canada Dry surgió en 1904. En 1907 la bebida tenía tal éxito que pronto McLaughlin la registro con el nombre de Canada Dry y ya desde su primera etiqueta la marca presumía su origen canadiense incluyendo el mapa del país y en esa primera etiqueta a un castor, el animal emblema de Canadá.

En uno de sus carteles publicitarios se podía leer: “No cometa suicidio bebiendo el agua del sistema público de la ciudad.” En un principio la bebida de John era mucho más oscura que la actual y se le conocía como un Belfast Ginger Ale, con el tiempo la reducción de azúcar en la mezcla propició que el líquido resultante fuera mucho más transparente, McLauglin inició anunciando su bebida como un “Ale claro de Jengibre” y gracias al ingenio de su esposa Maud le integraron el lema: “Champagne de los Ginger Ales.” McLaughlin abrió nuevas plantas productoras una en Edmonton y otra en Winnipeg.

El 28 de enero de 1914 John James McLaughlin murió víctima de un infarto, McLaughlin sufría de problemas de salud desde muchos años atrás. Al morir McLaughlin tenía 49 años, sus hijos eran aun unos adolescentes, la empresa fue entonces dirigida por dos de los hermanos que establecieron una fábrica de la bebida en Nueva York. En 1923 la empresa fue vendida a P.D. Saylor and Associate, quien cambió el nombre de la empresa. Lo único canadiense en la empresa hoy en día es el nombre de la bebida y el mapa del país norteamericano en el logo.

En tiempos de la prohibición Canada Dry resultó una bebida ideal para suavizar el sabor de la famosa “ginebra de bañera” como se conocía a las bebidas alcohólicas de factura casera.

Para 1939 existían 14 plantas fuera de Estados Unidos o Canadá. En 1982 la empresa fue comprada por Dr. Pepper, Snapple Group, en 1986 fue adquirido por Cadbury Schweppes, que a su vez se convirtió en 2014 en Keurig Dr. Pepper.

En 2004 para celebrar los cien años de Canadá Dry llevó a cabo diferentes actividades en la ciudad que lo vio nacer: Toronto.

Debido a diferentes cuestionamientos, el principal de ellos que el jengibre no aparece el listado de ingredientes de la bebida, que han llevado a demandas tanto en Estados Unidos, como en Canadá, la marca ha tenido que retirar en el primer país y esta pensando en hacerlo en Canadá la leyenda; “Hecho con Jengibre de verdad”. Canada Dry se vende en países de América y Asia con su sabor original y nuevos sabores algunos de ellos regionales.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (195 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *