La comida y sus Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Desde hace algunos años hemos sido testigos del boom de la gastronomía. Diario vemos que abren (y también cierran) nuevos restaurantes que pretenden llegar para quedarse en el gusto de los comensales. Muchos lo logran porque se reinventan a cada rato, pero también porque tienen seguramente un muy buen publirrelacionista.

Cada día vemos a much@s chefs y cociner@os que ya son celebridades y/o que forman parte de comité de eventos gastronómicos, participantes de programas de televisión y hasta jueces de reality shows. Está claro que la gastronomía está de moda, mientras el ser humano tenga necesidad de comer, esta seguirá “in crescendo”.

Es que sí, la comida forma parte primordial en la vida de todos nosotros. Es lo que nos hace vivir, lo que nos alimenta, lo que nos reconforta, lo que muchas veces nos alivia, lo que nos alienta, lo que nos hace vernos y sentirnos mejor, y para nosotros los publirrelacionistas es lo que en gran parte enaltece nuestros proyectos. Nuestras estrategias siempre van ligadas con la comida.

En torno a la comida se cocinan historias, no por nada tenemos en México a muchos de los más reconocid@s también en el mundo, quienes gracias a su talento, a cada rato premiados en nuestro país y en el extranjero. Es que sí, nuestra cocina y sus ingredientes son únicos y codiciados en el mundo, son tan mágicos que han llegado a convertirse en un culto al paladar.

La comida es la carta de presentación de cada país. Tan solo volteen a ver a sus amigos extranjeros que cuando vienen a México, lo primero que quieren es ir por unos tacos al pastor y un guacamolito. Cuando nos vamos de viaje, a los dos días ya estamos extrañando la Guajolota con atole de la esquina, y el cafecito de olla de media mañana, no se hagan.

Por lo tanto, la cocina mexicana es una gran publirrelacionista ya que hasta al más duro corazón lo contentas o logras hacer empatía, gracias a los tacos…por lo menos por un rato ¿verdad Donald Trump?. El marketing y la comunicación, son herramientas de gran utilidad en la gastronomía, ya que permite lograr una mayor y mejor promoción de la misma.

Por ejemplo, la semana pasada estuve en la presentación del Festival Regional de la Riviera Nayarit, en el que a través de distintas actividades, se anunció que todo el mes de agosto tendrán activaciones como un Pop Up en el Hotel W de la Ciudad de México, con mixología inspirada en ese bello lugar y creados por el talentoso (y guapo omaigod Israel Díaz. Además, al mismo tiempo todos los restaurantes Sanborns tendrán un menú especial de tres tiempos, con deliciosos platillos como Sopa de Pan, Chile Atole de Pollo, Lomo de puerco borracho, Tortas de Huachal y deliciosos postres, creados por la linda y carismática chef Betty Vázquez, quien también es juez del programa Master Chef.

Con estas actividades, muchos de los que asistimos a este lanzamiento, pudimos conocer un poco más de Riviera Nayarit, como por ejemplo cómo crean los maestros artesanos Huicholes sus artesanías, sobre todo con ese sumo cuidado y pasión, pero sobre todo cuanto tiempo tardan en hacerlas, y mucho más. Y es que si, como dice Betty, la gastronomía es un componente principal que refleja parte de nuestra historia, tradiciones e identidad como país, y que debemos de conocer y de disfrutar.

Además de disfrutar y de promover la comida, también hay que saber de donde viene y sobre todo de crear conciencia del cuidado de la tierra. Hace unos días, el Foro Mundial para la Naturaleza México (WWF) , lanzó la campaña #DaleChamba, para promover la conservación de ingredientes fundamentales en nuestra gastronomía, y que no se si lo sepan, pero están amenazados, por ende ponen en riesgo nuestros platillos. Algunos de estos productos que forman parte de nuestra canasta básica son chiles, frijoles, calabazas y jitomates. A estas alturas, nadie pero absolutamente nadie podríamos imaginar nuestra vida sin un mole o un mes de agosto o septiembre sin nuestros ansiados chiles en nogada o unos frijolitos de la olla, que son un apapacho al corazón y bien recibidos a cualquier hora y
ocasión.

WWF anunció que podrían desaparecer, dado a circunstancias como hábitos de consumo, dificultades de su cultivo, cambio climático y la facilidad con la que llegan hoy en día los productos extranjeros. #DaleChamba cuenta con el apoyo de cocineras tradicionales oaxaqueñas Mayra Mariscal (Cuicatlán), Celia Florián (Oaxaca de Juárez) y Reyna Mendoza (Teotitlán del Valle), los chefs Ricardo Muñoz Zurita y Yuri de Gortari, la youtuber Sonia Ortiz, y cinco escuelas de gastronomía que son el Centro de Estudios Superiores de San Ángel, Colegio Superior de Gastronomía, Universidad del Claustro de Sor Juana, Universidad Panamericana y Universidad del Valle de México, compartirán durante tres meses (Agosto a Octubre) a través de redes sociales, recetas en las que utilizan especies amenazadas e invitarán a los estudiantes de gastronomía y al público en general a que empleen algún ingrediente en peligro y compartan sus propias recetas bajo el hashtag #DaleChamba.

La cocina es el corazón de nuestra cultura, hay que valorarla, preservarla y sobre y darse el tiempo de descubrir el vasto tesoro que tenemos tan cerca de nosotros.

Tanto el marketing como la gastronomía han llevado una necesidad básica del ser humano hasta un servicio sumamente cotizado a nivel mundial, ya que uno de sus pilares fundamentales es el crear experiencias memorables para los consumidores. Acuérdense del crítico Anton Ego en Ratatouille, que dio su bracito a torcer al acordarse de los platillos que le hacía su mamá de chiquito, gracias al grato momento que vivió en el restaurante de Linguini.

Hacer estrategias de comunicación gastronómico “no son enchiladas”, todo lleva un tiempo de respeto, conocimiento, preparación, cocción, paciencia, esmero, sazón, pero sobre todo pasión, para que el maridaje perfecto exista. Para quien piense lo contrario y crea que solamente es buscar “influencers hechos y derechos”, armar un evento para auto- premiarse, tomarse fotos agarrando una copa y hablar bien de uno mismo pa´ sacar a flote el ego, está en un grave error. Dejen que nosotros los publirrelacionistas hablemos bien de ustedes, para que los demás se interesen en ustedes de manera sincera y bien encaminada.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobre todo si mi editor que debería de hacer un culto a esta amistad veinteañera y “disparar” unas alitas de pollo de las más picosas, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (297 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *