La importancia de celebrar en las Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter: @dianapat23

Todos aquellos colaboradores de una empresa, llamados por algunas masas como “Godínez”, se ven constantemente reclutados en los pasillos de la oficina, para solicitarles su “coperacha” para el regalo o el pastel de cumpleaños de alguno de los miembros del equipo. Tal vez a algunos no les apetece el plan, pero a otros sí, porque se toman un pequeño break, que nos recuerda a la hora del recreo en nuestra etapa escolar.

La verdad es que llevar a cabo celebraciones en las oficinas tiene muchas ventajas, ya que fomentan el compañerismo, el respeto y la buena relación entre los equipos. Se ponen la camiseta de la marca, agradecen los detalles. Sin suda y por más sencillo que parezca, es uno de los pilares que ayudan a mantenerlos satisfechos y motivados.

Dentro de nuestra área de las Relaciones Públicas, es muy común que nos digan “oye, pero si te la vives en la fiesta”, “tú sólo organizas fiestas”. Créanme que hasta hace muy pocos días, estos comentarios me llegaban a molestar mucho, ya que hacer o ir a las «fiestas” es tan solo una herramienta de nuestra estrategia de Relaciones Públicas, pero por Dioooooos cómo ayuda!

Tan solo ustedes mismos cuando en diciembre van a la fiesta de fin de año de sus empresas, ¿no empiezan a amar a su jefe por lo menos dos horas? ¿No agradecen el tupper o la botella de vino espumoso que les dieron?

Es que sí, pasamos mucho tiempo de nuestra vida trabajado o pensando en ello. El whatsapp y las redes sociales ya no nos permiten desconectarnos por completo ni un domingo. Imaginen cómo está nuestra mente de saturada a veces. El pensar de muchas personas que no vas a “hacer amigos al trabajo” debería de eliminarse de su mente, claro que vas a hacerlos. Pasas la mayor parte del tiempo con ellos, y si lo sabes manejar, puedes tener ahí una pequeña familia porque se vuelven parte de tu vida. No
todo es miel sobre hojuelas, las envidias y los conflictos siempre van a existir, pero con armonía, respeto y los pastelitos, seguro puede resolverse.

Hacer estos “amigos”, aplica para quienes quieren lograr grandes cosas en equipo. Las celebraciones son importantes porque ayudan a generar sentimientos de unión, amistad y sobre todo de complicidad.

Nada mas saludable que un espacio festivo para motivarse, dejar atrás los malos ratos, conocer a esa persona a la que no nos hemos atrevido a hablarle porque “se ve medio payasa”, y resulta que es un amor (siempre juzgamos antes de conocer a los demás), reírse de tonterías, renovar los principios del equipo y de fortalecer ese sentido de unidad, ah y de paso a beber (con moderación).

Si nuestro corazón brinca de alegría, imaginen lo que le sucede a nuestro cerebro, se pone contento, libera dopamina y oxitocina, los transmisores cerebrales de la felicidad y del bienestar. Así que esos sentimientos negativos se pueden ir muy lejos. Y vaya, no quiero decir que nos la vivamos continuamente entre serpentinas y crema pastelera, solo mantener ese espíritu, con eso basta.

Les puedo decir que nuestro trabajo dentro de las Relaciones Públicas es muy estresante, a veces alucinamos organizar o ir a estas fiestas, pero los que lo ven de afuera nos ven privilegiados, y sí, lo somos. Tenemos la fortuna de tener un trabajo creativo y empoderador. Con la “party”, le ofrecemos algo de felicidad a los demás, haciéndolos con nuestra chamba pasar un momento súper agradable, aunque la fiesta haya sido la firma del contrato millonario en Timbuctú y no tengamos nada que
ver, somos parte de esa buena energía, que nos debe de contagiar en algo.

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, pero sobre todo si mi editor que seguro al leer esta columna ya se le despertó el sentimiento festivo y nos va a invitar la primera ronda, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (309 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *