Monarca, un caso de Relaciones Públicas

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter:  @dianapat23

Me tardé muchas pero muchas semanas para escribir un poco sobre la serie «Monarca» que se estrenó en septiembre de este año en Netflix. Ustedes saben que soy de inspiración, y hace unos días volví a ver algunos de sus capítulos.

La historia de la familia Carranza se posicionó primeramente como un éxito total, ya que vino a revolucionar el género de la clásica telenovela, con mucho de verdad. Además de las excelentes locaciones, actuaciones y el retrato también de un México vanguardista, contemporáneo, fusionado con sus tradiciones, colores, haciendas y el tequila, uno de nuestros principales estandartes, deja ver muchos temas de Relaciones Públicas como lo son el negocio de familia, comunicación, manejo de crisis, asuntos públicos y de poder.

La historia basada centralmente en Ana María, una periodista mexicana que vive en los Estados Unidos con su familia, comienza cuando su padre le llama para que regrese después de muchos años a México, para convertirse en la CEO de Grupo Monarca, la empresa de su familia y que poco a poco se hunde, dado que sus hermanos han contribuido en esto (¿ven? No solo en la política se dan estos casos). Obviamente
esta noticia no les hace mucha gracia a sus hermanos, quienes después de esto deciden hacerle la vida imposible a Ana María.

La esencia y los valores de Monarca son el tequila. Nunca hay que olvidar de dónde vienes, qué te distingue de los demás y qué es lo que te hace más fuerte. Lo más importante es lo que reflejas. La esencia de tu marca es lo que tienes que mantener y nunca de los nuncas dejarla caer. Eso habla hasta de ti como persona (eso que le dicen marca personal). El otro día leia en redes que si eres mala persona, no vas a llegar a ser un buen profesional. Créanme que es cierto, muchos de tus actos laborales hablan del tipo de persona que en realidad vienen de tus entrañas. Sé bueno, métete a alguna terapia, meditaciones, lo que sea para que las puertas se abran con más facilidad.

A través de los años me ha tocado ver muchas crisis de marca, que ahora se han recrudecido por las redes sociales. Esta serie plasma mucho de lo que sucede de verdad dentro de las empresas, comenzando desde situaciones familiares, hasta problemas de usurpación de identidad, dinero y complicaciones legales. Monarca retrata lo importante que es el cuidado de las redes sociales, y que no cualquiera puede manejarlas por su cuenta, donde todo debe estar perfectamente cuidado.

Hay que hacerle caso a tu RP y/o a tu especialista de crisis y prepararse previamente ante una posible lluvia de preguntas riesgosas. Él es la guía de “salvación” y quien define las líneas de comunicación de los involucrados permitiendo dar a conocer el mensaje correcto. Créanme, estos casos se dan a todos los niveles; el otro día veía en The Crown también de Netflix, en donde cómo se daban estos casos de falta de protocolo (por no leer), entre el Presidente Kennedy y la Reina Isabel. Si en esa época hubieran existido las redes sociales aún se seguiría hablando de ello.

En cuanto a la reputación empresarial, debemos dejar de ser emocionales de manera pública, por eso repito que hay que hacerle caso al estratega de comunicación. Entiendo que hay que dar explicaciones, pero estas deben ser guiadas en todo momento, porque después todo puede ser utilizado en contra. Para ser exitoso en esta carrera y tratar de lograr la paz, hay que hacer uso de la “inteligencia emocional” porque después las cosas se pueden poner peor de lo que están. Cuando estás vulnerable, puedes llegar a hacer o a decir cosas que no quieres. Lo malo es que el daño está hecho y el impacto de las palabras han surtido efecto. Cuando esto pasa directo a los medios de comunicación, el alcance es mayor y el control es menor.

Para tener un mejor control de crisis en una empresa, deberás de tener muchísima comunicación interna,  con los directivos (más si entre ellos son familia), hay que establecer reglas para todos los empleados y hacerles ver que cualquier descuido en cualquier área, sea publicado de manera intencional o no, puede ser peligroso para la marca. Recordemos hace unos años la crisis de La Costeña por la foto de los trabajadores, supuestamente orinando encima de los chiles que iban a enlatar.

El manejo de crisis es tan solo una pequeña parte de lo que Monarca retrata en estos 10 primeros capítulos y que tal vez a ustedes mis queridos colegas, los ha hecho reflexionar o tal vez identificarse en el día a día dentro de sus mismos trabajos y/o con sus clientes. ¿Qué harías tú en el caso de los Carranza? Yo de plano no puedo esperar a la segunda temporada. Monarca para mí fue un deleite en todos los sentidos, comenzando con los paisajes y terminando con la increíble actuación de Juan Manuel Bernal (y de todos).

¡Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, alguna nueva serie que me atrape, pero sobre todo si mi editor que seguramente si ya vio Monarca, me dará la razón sobre el manejo de crisis, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (313 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *