La historia de la marca Santiveri: de la cura a la prevención

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

Santiveri, empresa fundada en 1885 en España, se ha convertido en un referente de la vida sana en muchas partes del mundo con sus productos que promueven la salud.

Jaume Santiveri i Piniés, nacido en Benabarre, España, en 1861, fue un empresario español dedicado a los textiles y que tenía una camisería en el centro de Barcelona en uno de los antiguos barrios judíos en la calle de Call, hasta que cuando apenas tenía 23 años fue diagnosticado con una tuberculosis que no auspiciaba nada bueno por varios médicos de la ciudad.

Escuchó del método del Abad alemán Sebastián Kneipp y de su centro de curación ubicado en el poblado de Wörishofen por lo que viajó al Balneario y estuvo una temporada sometiéndose a los métodos del alemán consistentes en hidroterapia, una alimentación sana con vegetales y la ingestión de plantas medicinales, Santiveri se recuperó por completo tras seis meses de estancia en Wörishofen. A su regreso a Barcelona comenzó a importar productos naturistas de Alemania e intentó informar y convencer a los médicos españoles acerca de los beneficios de los productos y el método de Kneipp, pero convenció a pocos, por lo que a partir de 1885 con el ánimo de beneficiar a los enfermos catalanes y de España, Santiveri decidió vender los productos en su local.

La ley española obligó Santiveri a convertir su negocio de productos para la salud en una farmacia y se vio obligado a contratar a un farmacéutico como responsable. El negocio cambió de nombre por el de Farmacia Kneipp. Afuera de la nueva farmacia de Santiveri se podía leer en un letrero: Alimentos para sanos y enfermos. Desde entonces la empresa siempre ha contado con profesionistas; farmacéuticos, químicos, biólogos encargados del desarrollo e investigación de nuevos productos saludables para el consumidor.

Uno de los productos que Santiveri se preocupó por popularizar fue una bebida a base de cebada y que funciona como sustituto del café llamada malta. Los derechos del producto pertenecían a la empresa alemana Kathreiner, y Santiveri como la gran parte de sus productos importaba la malta.

Uno de los clientes frecuentes de la farmacia de Santiveri era Antoni Gaudí. Santiveri fue una de las primeras empresas en España en ofrecer productos para diabéticos, algo que continúa siendo una de sus líneas principales de productos.

La utilización del apellido familiar como marca surgió en 1914, cuando por motivos de la I Guerra Mundial, se suspendieron las importaciones alemanas, por lo que Jaume Santiveri, no sólo cambió el nombre del negocio, si no que se vio obligado a crear su propia fabrica de productos naturistas, por lo que se mudó de casa y en la planta baja estableció su laboratorio y la tostadora para fabricar la malta.

Otro producto creado por Santiveri fue el pan dextrinado en donde los almidones de las harinas se han tratado para que sean más fáciles de digerir. También el modelo de negocio cambió y fue definido como un modelo de franquicias donde Jaume Santiveri otorgó más de cien franquicias a lo largo y ancho de España en la década posterior a la I Guerra Mundial.

Para promoción de la malta Jaume Santiveri organizaba degustaciones de la bebida y entre sus estrategias publicitarias Jaume recurrió a la compra de dos camiones que recorrían España invitando a la degustación y posteriormente a la venta de la malta, el primero de ellos fue bautizado como Águila Verde y el segundo como Flecha Verde. También Jaume se encargó de la publicación de la primera revista vegetariana en España a la que puso el nombre de Natura.

La bonanza de la empresa fue cortada con el estallido de la Guerra Civil española, cuando la fábrica
resultó expropiada.

Jaume Santiveri i Piniés murió el 22 de mayo de 1938, durante la Guerra Civil. La labor de reconstrucción de la empresa que tomó 25 años correspondió al hijo de Jaume, Santiago Santiveri Margarit nacido el 16 de febrero de 1913 y quien era farmacéutico de profesión. Uno de los retos de Santiago fue seguir produciendo productos naturistas durante la época del franquismo cuando España cerró sus puertas al mundo y al comercio internacional. Santiago que tuvo que abrir instalaciones de la compañía en el centro de la península ibérica, en la región de Valladolid, que era la principal región productora de granos y cereales de España y reorganizar la estrategia de Franquicias. En la actualidad esa fábrica es la más grande en su tipo de toda Europa.

A finales del siglo XX en asociación con la marca belga Provamel, nacida en 1983, Santiveri introdujo en España los sustitutos de leche: leche de soja, de avena, de almendra. La lucha de la marca a lo largo de sus 135 años de existencia por permanecer en la memoria del consumidor español se ha visto recompensada en las últimas décadas cuando la alimentación sana y natural se han vuelto una de las principales preocupaciones de los consumidores.

La malta continuó durante años siendo el producto estrella de la marca, Santiveri creó dos marcas para la variedad de sus productos: Vigor y Natura que abarcaban complementos, tisanas, alimentos como cereales, galletas, etc. Santiago Santiveri dirigió la empresa por más de 30 años, se retiró en 1983 cuando cumplió 70 años, pero durante los siguientes 31 años fue el director honorario de la empresa hasta su muerte el 20 de julio de 2014.

A los 101 años, Santiago Santiveri Margarit aun iba a diario a la empresa conduciendo él su automóvil y en una entrevista que se encuentra en YouTube se puede ver la lucidez y el excelente estado de salud del hombre.

En 2012, por primera vez en su historia Santiveri contrató a un Director General que no es miembro de la familia, Carlos Perseguer. Actualmente Santiveri tiene más de mil productos que ofrecer a los consumidores en diferentes categorías y su presencia se encuentra en más de 40 países, independiente de la asociación que existe de la marca en tierras mexicanas e italianas.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (218 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *