La historia de la marca Fernet Branca, orgullo italiano

Por Armando Enríquez
Twitter: @cernicalo

Elaborada con hierbas de todas partes del mundo, este amargo digestivo es un orgullo italiano y combinado con tequila y anís dulce un de los más eficaces remedios para la cruda (Eso dicen). Hablamos del licor amargo Fernet.

Un popular remedio contra la cruda que ofrecen en cualquier cantina, el barman que se respete en la Ciudad de México, es un coctel llamado piedra. La piedra tiene como sus tres ingredientes; tequila, anís dulce y un licor de origen italiano llamado Fernet. A los argentinos y uruguayos les gusta mezclar la bebida con Coca-Cola. En Italia es visto como un digestivo.

El Fernet es una bebida que entra en la clasificación de los amargos. La marca más importante de la bebida es Fernet Branca, aunque no es la única. El origen del Fernet Branca se remonta a mediados del siglo XIX y está protagonizada por dos personas: Bernardino Branca, y un doctor de apellido sueco Fernet. A este último algunos portales lo pintan como un colaborador de Branca y en otros como el creador real del licor y del que mayor éxito sacó Bernardino al crear una empresa para vender el licor.

Sin embargo, hay también un tercer en discordia en disputa por la autoría de la bebida: Domenico Vittone.

La marca Fernet Vittone es más antigua que Fernet Branca por 3 años. Vittone se fundó en 1842, mientras que Bernardino creó su empresa en 1845. Otra versión atribuye el origen totalmente a Bernardino, nunca aparece Domenico y el Doctor Fernet es sustituido por una frase milanesa que describe la plancha de hierro con la que mezclan los ingredientes para la infusión y que es: Fer net.

Como quiera que haya sucedido, con el paso de los años, sin duda la marca con mayor reconocimiento a nivel mundial es la marca creada por Bernardino Branca. Bernardino nació en Pallanza, Italia el 14 de agosto de 1802. Branca fue autodidacta y su interés por la farmacéutica lo llevo a buscar recetas y leer sobre la elaboración de diferentes fórmulas.

En la preparación de la bebida intervienen alrededor de 27 plantas diferentes originarias de todos los continentes, que maceran el alcohol de vino. Entre las plantas conocidas que forman parte en la elaboración están mirra, sávila, cáscara de naranja amarga, quina, galanga verdadera, cúrcuma cedoaria, azafrán, manzanilla, ruibarbo y alcohol destilado de vino.

En un principio el fernet era un tónico medicinal capaz de curarlo casi todo, desde el cólera y los cólicos menstruales, hasta la fiebre y la tos. Este carácter medicinal lo convirtió en el único licor permitido en Estados Unidos durante los años de la prohibición. Se sabe que la maceración combinada con el alcohol permanece por lo menos un año en barricas de roble de Eslovenia.

En un inicio, Bernardino comenzó a fabricar de manera artesanal y con la participación de los miembros de la familia, sus hijos y esposa, en su propio local. Conforme la demanda fue creciendo se hizo necesario el industrializar la producción y abandonar el proceso artesanal. En 1862, creó con su hermano Stefano, Fratelli Branca di Milano para producir el licor. La llegada de Stefano llevó a la marca a las grandes exposiciones mundiales tan comunes a partir de la segunda mitad del siglo XIX y comenzó con la promoción de la bebida fuera de las fronteras italianas.

El 29 de enero de 1886 Bernardino murió en Milán, Stefano dirigió la compañía los siguientes 5 años hasta su muerte en 1891. Entonces la esposa de Stefano, María Scala, tomó las riendas de la destilería hasta que el joven Bernardino, Dino, estuvo listo para dirigir la empresa en 1907. Dino Branca fue el encargado de internacionalizar la marca, la promocionó en Europa y América. En 1938 el rey Emmanuel III de Italia le concedió a Dino el título aristocrático de Conde en honor a los logros empresariales y este fue heredado por su primogénito.

En 1955, Dino renunció a la dirección de la empresa y su hijo Pierluigi se convirtió en el director de Fernet Branca, que fue el creador de un nuevo producto que integraba la menta a la receta original, creando un Fernet refrescante. Además, se encargó de adquirir otras empresas licoreras en Italia, tales como la Societá Carpano en 1982, de la que Fernet Branca adquirió el 50%, así como la Distilleria Candolini di Tarcento en su totalidad en 1987. En 1990 llegó a dirigir Fernet Branca, el tío de Pierluigi, Giuseppe Branca. A él se debe la planeación y creación del museo de la marca que se inauguró en 2004.

En 2015, cuando Fernet Branca celebró 170 años de historia, editando entre otras cosas un libro con la famosa editorial de Rizzoli titulado «Branca en las alas de la excelencia», y el Ministerio de Desarrollo Económico italiano emitió un timbre postal de edición limitada de la empresa.

En materia publicitaria un hecho curioso es que en el primer número del Corriere della Sera (diario italiano), el 5 de marzo de 1876 apareció un anuncio del licor, once años antes se había publicado el primer comercial de la marca en un diario. En 1895, el artista gráfico Leopoldo Metlicovitz, creó un poster para la marca que se convirtió en el logo de Fernet Branca, el cual va en la etiqueta de todas las botellas del Fernet.

La imagen del logotipo corresponda a un águila volando que lleva entre las garras una botella de Fernet Branca. El ave vuela sobre un globo terráqueo debajo. El lema de la empresa reza desde hace décadas «Novare serbando», es decir innovar y preservar.

Actualmente, Fernet Branca se distribuye en 160 países, pero solamente se produce en las instalaciones de Fratelli Branca Destillerie en Milán. De la misma forma que sucede con muchas bebidas y productos, la receta del Fernet Branca es secreta y se pasa de padres a hijos.

La empresa continúa siendo un negocio familiar, dirigido desde 1999 por Niccolò Branca, miembro de la sexta generación de dueños de Fernet Branca.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (236 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *