Los medios de comunicación en tiempos del Covid-19

Por Diana Alarcón Elizondo
Twitter:
@dianapat23

La semana pasada hablábamos de cómo todos y cada uno hemos tenido que adaptar nuestras vidas y trabajo a los tiempos del Covid-19. Hemos sacado lo mejor y lo peor, hemos aprendido a hacer y pensar cosas nuevas, a cocinar, a descubrir mascarillas y a adaptarnos si o si a una nueva forma de trabajo, si es que aún podemos tenerla dicha de tenerlo.

En todo el mundo la generación y el consumo de información con actualizaciones de la pandemia, la crisis y mensajes de educación para que la población se quede en casa ha aumentado en las últimas semanas, sobre todo en la televisión y en las redes sociales. Estar metidos todo el tiempo en casa, ha hecho que quitemos las carpetitas de arriba de la tele y volvamos a prenderla, devolviéndole un poco del protagonismo.

El coronavirus será el caso de comunicación de crisis top mundial y del que se hablará por generaciones. Desde el lado de las redes sociales, hemos visto un descontrol de contenidos, una cantidad insuperable de fake news y un descontrol de información. Lo peor es que nadie se hace responsable de lo que aparece en estas plataformas.

Aún con pandemia y todo, muchos periodistas y corresponsales continuan trabajando desde sus redacciones, e incluso cubriendo a los demás para que no haya aglomeraciones en sus lugares de trabajo. Otros trabajan desde sus casas, gracias a plataformas tecnológicas con las que hoy en día contamos como Zoom, WhatsApp, Skype, correo electrónico, etc. Gracias a ellas, las juntas editoriales y de consejo son posibles en tiempo y forma.

Los programas de chismes y farándula o la producción de series obviamente se han visto interrumpidos, para muchos esto es un enorme alivio, por ende también la publicidad también se ha visto dañada aunque sea un tema temporal. Muchos medios impresos nos regalaron su versión gratuita en estas últimas semanas para que pensemos en otra cosa, y sobre todo que sus revistas no se vayan sin leer por lo menos, y pues capaz que pega una que otra pauta publicitaria.

De por sí antes de los tiempos del Covid-19 los medios de comunicación ya estaban inmersos en una grave crisis, traducidos en el cierre de muchos de ellos hasta despidos, así como recortes injustificados por parte de muchas casas editoriales, no quiero pensar los resultados del desastre que hoy continúa.

No me puedo imaginar vivir y sobrevivir a una crisis del tamaño de una pandemia, terremoto, tsunami, etc. sin los medios de comunicación o las redes sociales. Muchos de ellos pueden ser un salvavidas en estos tiempos, ya que son una maravillosa herramienta para operaciones de respuestas de emergencia y ayuda.

Según un comunicado enviado hace algunos días por la oficina de Michelle Bachelet (Comisionada para los Derechos Humanos), México y Estados Unidos están entre los países cuyos mandatarios han atacado a la prensa al informar sobre la presión y criticas ante sus actos en cuanto al Covid-19.

Hoy más que nunca hay que proteger a los periodistas del acoso, las amenazas, la detención o la censura. La libertad de prensa es vital para combatir esta crisis y para erradicar mensajes sarcásticos o erróneos como los del Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, al afirmar que en México no hay prensa profesional, o Donald Trump incitando de una forma sarcástica a que la población ingiera Lysol para curarse del coronavirus. Gracias al chiste, más de 30 personas en su país lo hicieron y ahora están en el hospital.

Así como el caso de los medios de comunicación, el mismo del personal médico, que lejos de levantarles un monumento por su esfuerzo y cuidados diarios a enfermos del coronavirus, son señalados y apedreados todos los días. ¿Qué tiene la gente en la cabeza?

Nos leemos en la próxima columna si Dios, la inspiración, el coronavirus, pero sobre todo si mi editor que por culpa del aislamiento ya le llega la barba al suelo, me lo permiten!

Acerca del autor: Diana Alarcón (336 Posts)

Diana Alarcón Elizondo es especialista en el manejo de las Relaciones Públicas. Desde hace 20 años se ha dedicado en llevar a cabo estrategias para el posicionamiento y prestigio de diversas marcas de consumo, tecnología, lujo, estilo de vida entre otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *