Agencias de Eventos y BTL, sector del marketing más afectado por pandemia AMAPRO

En las semanas anteriores, AMAPRO realizó un estudio dentro de las agencias de Marketing promocional, el motivo fue recabar datos relevantes de la situación actual del sector para tener claridad del panorama que enfrenta como industria.

Las agencias que más se han visto afectadas son las que ofrecen servicios en Eventos y BTL, la pérdida ha sido significativa en cuestión de facturación y desempleo. Según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en México, se han perdido más de 346 mil empleos formales en estos meses, y para lo que resta del año, se esperan más despidos en el país.

Como contexto, las agencias en los escenarios más críticos tienen un perfil de actividad enfocado
en Eventos y/o BTL con facturación menor a los 50 millones de pesos anuales, estructuras robustas y costosas.

Esto ha llevado a tomar las siguientes acciones:
Operación Home Office y negociación de sueldos con empleados para evitar el recorte de personal y no contribuir a esta cifra de desempleo en México. Además de esto, están buscando generar nuevos negocios/servicios, así como nuevos clientes.

Aproximadamente la mitad de las agencias consideran que tendrán un residual negativo terminando el COVID-19, por lo que tal vez se de una oferta de servicios diversificados, además del reto digital que muchas agencias están pasando y todo debido a los nuevos hábitos de compra y consumo que se están desarrollando debido a la crisis.

Las estrategias de las agencias para enfrentar la crisis y preparar un regreso exitoso a
las operaciones, considera el impacto que el COVID-19 tiene sobre diversas categorías, algunas de ellas:

·  Alimentos: la industria comienza a centrar sus esfuerzos en la disponibilidad de SKU.
·  Cerveza y alcohol: se espera una reducción en el volumen de ventas, principalmente en el canal ON PREMISE debido al cierre.
·  Cuidados de la salud: a largo plazo se espera un efecto residual positivo con el aumento de la inversión del gobierno en salud pública.
·  Servicios financieros y bancarios: la banca en línea y las compras online toman relevancia.
·  Viajes y turismo: esta industria ha sido afectada por las restricciones sociales,
lo que provoca miedo en los usuarios, por esta situación las empresas deben transmitir seguridad.

De acuerdo al estudio (AMAPRO Estudio de impacto de COVID _ 19 Oficial), las principales acciones reportadas empleadas por los clientes son:

  1. Suspensión de pago a proveedores como medida de protección de flujo. Medida tomada principalmente por empresas AAA.
  2. Marcas AAA congelan presupuesto y actividades de marketing hasta que pase la contingencia. Algunas estiman una reactivación hasta 2021. PYMES incrementan la demanda de servicios de las agencias.
  3. Todo el presupuesto es destinado a estrategias para incremento de ventas. La construcción y posicionamiento de marca pasa a segundo término.
  4. Inversión en productos sanitizantes para sus plantas y oficinas, un presupuesto que no tenían considerado y afecta al resto de los presupuestos asignados, lo que ocasiona cancelación / postergación de proyectos.
  5. Algunos cubren por un periodo de tiempo corto el sueldo base de las plantillas de trabajo de campo y piden apoyo a agencias para cubrir el sueldo base de grupos vulnerables.
  6. Otros solicitan la cancelación de proyectos sin responsabilizarse de liquidaciones ni consecuencias legales por los recortes masivos.

La percepción de la industria en general, es que los efectos de la crisis duren más de 3 meses y las agencias más pequeñas, en su mayoría dedicadas a Eventos y BTL, son las más afectadas. Aquellas que desean permanecer y regresar a la operación con suficiente capital humano y financiero, hoy se preparan congelando egresos, disminuyendo gastos operativos y manteniendo, dentro de sus posibilidades, sus estructuras actuales sin recurrir al endeudamiento. Esto cambiará en el mediano
plazo.

La expectativa que tienen la mayoría de las agencias, es que después de 6 meses, todo regresará a la normalidad o incluso será mejor que antes. Si la expectativa no se cumple y la crisis se extiende, con una esperanza de vida no mayor a 6 meses, una gran parte de nuestra industria entrará en modo supervivencia, operando en pérdida en el mediano plazo como último recurso.

La destrucción de empleo y el endeudamiento alcanzarán su máximo nivel y la innovación
jugará el papel más importante en las estrategias de negocios.

Acerca del autor: The Point (2945 Posts)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *