Karhu, la historia de la marca del oso deportivo de Finlandia

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

Esta marca, Karhu, con más de cien años de existencia ha sido la encargada de calzar a muchas de las grandes estrellas del atletismo finlandés y mundial.
En 1916 a un año de lograr su independencia de Rusia, Helsinki la futura capital de Finlandia tenía poco más de 150,000 habitantes. Ese año Arno Hohental fundó una empresa que se llamó Ab Sportartiklar Oy, en un principio era sólo un taller en el centro de la ciudad, donde a partir de madera de abedul se fabricaban esquíes, jabalinas y discos de lanzamiento. La empresa también elaboraba calzado atlético.

Uno de los primeros clientes fue Hannes Kolehmainen, atleta finlandés dedicado a las largas distancias, Kolehmainen fue el primero de los afamados corredores de distancia que con el tiempo se conocieron como los Finlandeses Voladores. Junto con otro corredor conocido como El Lobo Volador de nombre Ville Ritola en 1917 llevaron sus zapatos por primera vez a través del Atlántico cuando compitieron en Berwick, Pensilvania. De esos llamados Finlandeses Voladores, ganadores de muchas medallas en los Juegos Olímpicos a lo largo de los años 20 y 30, el más importante fue Paavo Nurmi, quien impuso 22 récords mundiales en las pistas durante la década de los años 20. Todos ellos utilizaban zapatos de pista de la marca Karhu, lo que fue posicionando a la marca entre los atletas del norte de Europa.

En 1924, antes de cumplir diez años de existencia, Karhu fue nombrado proveedor oficial de los atletas finlandeses. Fue en 1920 que el nombre de la empresa cambió a Karhu que es la palabra finlandesa para designar al oso.

La empresa comenzó a tener una visión de diseño y desarrollo del producto como pocas en el mundo de los implementos deportivos de la época y fomentó entre sus trabajadores hacer
ejercicio en sus horas de descanso laboral. Como resultado de esta política Matti Järvinen y Lauri Lethinen ambos trabajadores de Karhu ganaron medallas de oro el primero en lanzamiento de jabalina y el segundo en 5,000 metros en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1932.

En los años de la II Guerra Mundial, la empresa confeccionó, uniformes tiendas de campaña, botas para los soldados y por supuesto esquíes para el ejército finlandés. Al finalizar la II Guerra Mundial, Karhu retomó el liderazgo en la confección de zapatos para atletismo, continuó también con la fabricación de jabalinas y discos, pero estaba claro de que su producto principal eran los zapatos.

Karhu diseñó y patentó el logotipo de tres líneas, era el distintivo de los zapatos deportivos finlandeses. En 1952, Karhu vendió los derechos del logo a Adi Dassler, por el equivalente aproximado de 40,000 pesos y dos botellas de Whisky. Adidas estaba usando tras la pelea entre los hermanos Dassler y creación de Puma, las tres líneas en sus zapatos deportivos, incluso anunciaba sus tenis como los de las tres líneas, a pesar de que la propiedad intelectual del logo pertenecía a Karhu.

Karhu buscó una nueva insignia para sus tenis, y estilizó la letra “M” con la que empieza la palabra finlandesa Mestari que en español significa Campeón. A lo largo de las décadas la “M” de la marca se utilizado en diferentes formatos en los zapatos. Durante los Juegos Olímpicos de 1952 celebrados en Helsinki, Karhu se destacó como la marca de los campeones, Emil Zatopek el checo que destronó a los finlandeses, también utilizaba Karhu.

Los sesenta marcaron el diseño de zapatos de entrenamiento y que se usaban fuera de la pista, este modelo llamado Trampas tuvo mucha demanda entre los corredores y también los entrenadores de atletas de las universidades norteamericanas.

En 1970, Karhu fue la primera empresa de zapatos deportivos en obtener la patente por un sistema de soporte de aire para sus tenis que aminora el impacto en la columna del corredor. En 1986, junto con investigadores de la Universidad de JyväsKylä, Karhu desarrolló un sistema de soporte y muelleo al que llamó Fulcrum y mantiene la fuerza del movimiento y afectando de manera directa a las fuerzas que actúan de manera inversa en el corredor.

En 2016 la marca presentó su nuevo desarrollo para brindar la mayor comodidad al corredor al que llamo Ortix y en 2018 junto con la empresa Fleet Feet comenzó a ofrecer un zapato
personalizado a partir de un sistema llamado fit id que consiste en escanear el pie del usuario. A lo largo de cien años el símbolo de la marca ha sido obviamente un oso, el oso es el animal nacional de Finlandia y símbolo también de fuerza. Existen más de 30 versiones que se han utilizado en 100 años del oso. Ese oso de la marca no olvida los orígenes nórdicos y los productos de abedul con los que inició la marca, en un principio de cuerpo completo el oso iba sobre esquíes y con los bastones para impulsarse, hoy la imagen del oso es más cerrada la parte alta del cuerpo de mamífero, pero bien que se nota que empuña los bastones de los esquíes.

Sin tener la popularidad de otras marcas de tenis y zapatos deportivos Karhu es una de las más icónicas, importantes y especializadas del segmento.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (228 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *