Una cabaña de troncos construida con miel, la historia de la marca Log Cabin

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

Entre las marcas populares de miel de arce o maple, se encuentra esta que como logotipo lleva una
cabaña; hablamos de la marca Log Cabin.

Se dice que en cierta ocasión un jefe algonquin, una de las naciones indígenas del norte de América, molesto por algo, lanzó su tomahawk contra un árbol. La esposa del jefe, una vez que éste se hubo ido, vio un líquido gotear de la corteza del árbol donde el hacha del jefe se había clavado, recolectó el líquido en cubeta de madera y pensado que era agua, lo utilizó para hervir un trozo de carne de venado. Tanto el jefe como su esposa quedaron sorprendidos de la dulzura y el delicioso del líquido y el que este impuso en la carne, pensando en cómo esto había sucedido la mujer llegó hasta la sabia del árbol y desde entonces se empezó a recolectar el líquido y hervirlo para conseguir la miel que llamamos de maple, en una mala traducción del tipo de la especie de árbol que en español se conoce como arce.

Los colonos ingleses y franceses aprendieron de los nativos como extraer la sabia de los arces y la fabricación miel a falta de abejas locales o de fuentes como la caña de azúcar o el betabel para endulzar sus alimentos. Todo tipo de endulzante y en especial el azúcar fue durante siglos un verdadero artículo de lujo que sólo era accesible a las clases económicas más altas.

En el pequeño poblado de Forrest Lake en Minnesota, al norte de Minneapolis, alrededor de 1887, Patrick J. Towles, un hombre que había fracasado como tendero en Chicago, comenzó a comercializar miel de arce en 1887 en sociedad con un amigo de apellido McCormick. La marca de la miel fue desde su inicio Log Cabin, haciendo honor, de acuerdo al sitio de la marca, a la cabaña de madera en la que vivió durante su infancia Abraham Lincoln presidente de Estados Unidos, abolicionista y héroe personal de Towles.

De acuerdo con el sitio maplesyruphistory.com Log Cabin tenía dos versiones; la miel pura de arce que era mucho más cara y una mezcla de miel de arce con una solución azucarada que la hacía más barata y mantenía un gusto a la original. Esta última por razones económicas era mucho más popular. La mezcla no era una invención de Towles, era y sigue siendo una solución para los altos costos del producto puro.

El verdadero éxito del producto de Towles se dio cuando en 1897, cuando uno de los vendedores de la empresa patentó un innovador envase su producto; unas latas en forma de cabaña y lo atractivo del empaque logró posicionar la marca en la mira y preferencia del consumidor. En 1904, Towles comenzó a ofrecer un tercer producto hecho de azúcar de caña para la fabricación de golosinas caseras conocido en inglés como Penoche Syrup.

Hacía 1910 la miel de Towles comenzó a venderse fuera de Minnesota, en especial se atacó uno de los mercados más importantes para la miel de arce; el estado de Vermont. Tras un incendio en los pisos superiores de la empresa en la planta en Minnesota, Towles decidió comprar una planta abandonada en el pueblo de Saint Johnsbury en el estado del noreste de Estados Unidos y poco a poco la operación se fue moviendo a Vermont.

El cambio fue exitoso, para Towles que llegó a vender más de un millón de dólares anuales con su
producción en Vermont, pero el gusto duró poco, Patrick J. Towles murió en 1913 y su hijo decidió
regresar la planta a Minnesota.

En 1927, Log Cabin fue comprada por General Mills que a lo largo de más de 6 décadas hizo de la
marca una de las emblemáticas de la compañía y una tradición en las mesas de Estados Unidos y
México para acompañar los hot cakes y los wafles, pero la marca dejo mucho tiempo atrás de ser
una miel de arce, para convertirse en una mezcla azucarada con sabor a arce y ganarse el
desprecio de la sociedad de productores de miel de arce en Norteamérica que expulsaron a la
marca de su sociedad y lo mismo sucedió entre muchos consumidores que dejaron de comprarla.

Cuando en 1990 General Mills desapareció al ser adquirida por Kraft, la marca pasó también en un
principio a ser una de las marcas del gigante en alimentos. Sin embargo, Kraft vendió la marca al
corporativo Aurora en 1997, empresa que desapareció en 2004.

Log Cabin actualmente es una marca de la empresa Conagro, uno de los gigantes alimentarios del
mundo.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (236 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *