La historia de la marca Canel’s: de extra de taquería a corporativo mundial

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

La productora de chicles y golosinas con sede en San Luis Potosí inició hace casi cien años vendiendo sus golosinas y hoy es un poderoso corporativo mundial. Hablamos de la historia de la marca Canel’s.

En los años sesenta, setenta y ochenta, durante mi infancia, adolescencia y temprana edad adulta los Canel’s era unos pequeños, muy pequeños chicles que servían para rellenar las piñatas con algo más, o te los daban como extra en la charolita de la cuenta de las taquerías, incluso llegaron a ser de los primeros productos que por ser sumamente económicos te ofrecían en las cajas de los autoservicios a falta de monedas de 20 o 5 centavos. Canel’s era un chicle muy barato y popular que nada tenía que hacer, eso pensábamos entonces con marcas como Motitas o el Chicle Canguro o con la cajetilla vistosa y amarilla de los Chiclet’s.

Ni Motitas con sus innovadores sabores de plátano y coco, ni los Canguro existen ya, pero Canel’s, que como el pequeño David derrotó en batallas legales a empresas multinacionales como Warner Lambert, es hoy un enorme corporativo con empresas y operaciones diversificadas pero que aún produce chicles y otras golosinas para México y más de 60 países. De acuerdo con el sitio de la confitería internacional candyindustry.com Canel’s ocupó en 2019 el lugar 55 entre las empresas confiteras del mundo y es sin duda la marca de gomas de mascar mexicana más vendida en Estados Unidos y probablemente en el mundo.

Envueltos a la perfección cada diminuta pastilla de chicle tiene un color diferente de acuerdo al saborizante de la goma de mascar, y si lo pienso con detenimiento en décadas pasadas eran verdaderas obras de arte. Pues no era una envoltura con un color liso y ya, tenían el logo y el nombre de la marca y en uno de los extremos una greca de color contrastante, más el negrito icono de la marca por décadas.

Hoy las pequeñas pastillitas aún existen, pero el producto más popular de la marca es el paquetito con cuatro pastillas de chicle envueltos en celofán. Lo que más llama mi atención ahora y no he encontrado aún la información correspondiente es el por qué del nombre y menos aún el logo políticamente incorrectísimo, el día de hoy, la cara de un personaje negro estereotipado que, a pesar de no encontrar la fecha, presumo que desapareció en los años noventa cuando la marca comenzó a tener miras de crecer el negocio allende las fronteras de México. En un inicio El Negrito así bautizado por la marca, era dibujado estirando un
hilo de chicle que iba de su boca con la mano.

La marca, otro ejemplo de empresa exitosa mexicana, continua después de casi cien años siendo un negocio familiar que encabeza hoy un miembro de la tercera generación de la familia: Roberto García Navarro. La empresa nació hace noventa y cinco años en la ciudad de San Luis, capital de San Luis Potosí, un Estado en el centro de México. Cuando inició en 1925 el principal producto de Canel’s eran los
chocolates. De hecho, la empresa llevó en un principio el nombre de Fábrica de Golosinas La Victoria, además de los chicles actualmente los productos principales de Canel’s son; Vaquitas, paletas de cajeta, pastillas refrescantes llamadas Clear’s, caramelo macizo, caramelo suave de marca Tueni y gomitas.

En esa diversificación que mencione al inició del texto. Canel’s hoy no sólo se dedica a los chicles y dulces, Grupo Canel’s tiene una inmobiliaria, servicios aéreos y de almacenamiento, son socios de TV Azteca al menos en San Luis Potosí. Canel’s tiene patrocinios en el ciclismo mexicano desde 1985, en el automovilismo nacional desde hace dos décadas y actualmente en el equipo local de futbol, el Atlético San Luis.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (236 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *