Gazelle, la marca que se volvió la bicicleta de Holanda

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

La fábrica más grande e importante de bicicletas en Holanda se fundó hace más de ciento veinte años y es proveedora de la corona holandesa desde 1992.

Sin duda que uno de los países con una cultura del uso de la bicicleta más desarrollada en el mundo es Holanda, con una población superior a los 17 millones de personas y un parque vehicular de bicicletas de más de 23 millones de unidades es el país occidental por excelencia en el que se utiliza este aparato para la movilidad, incluso en las ciudades principales donde el uso de la bicicleta iba en aumento hasta antes de la crisis sanitaria del 2020.

Desde hace más de un siglo, cuando comenzaron a popularizarse alrededor del mundo vehículos que no necesitaban caballos y que utilizaban otras energías incluida la generada por el ser humano a través del esfuerzo y movimiento, los holandeses tienen una marca de bicicleta favorita y una importante empresa nacional que lleva el sello de la casa real: Koninklijke Gazelle.

En 1892 un funcionario de la oficina de correos holandesa de nombre Willem Kölling decidió abrir una empresa dedicada a la venta de bicicletas que importaba de Inglaterra. Köllning ya había intentado vender artículos deportivos y sabía que no había nada mejor que llevar el producto a los lugares donde estaban los consumidores, se une entonces a un club de ciclismo y termina dirigiéndolo.

Con el tiempo se dio cuenta de la importancia de crear su propia fábrica para producir las bicicletas, entonces se asoció con Rudolf Arentsen, un comerciante de estufas, hierro y chimeneas y juntos compraron una propiedad en el pueblo de Dieren, donde fundaron Kölling en Arentsen en 1902. El nombre escogido para la marca de la bicicleta fue Gazelle y en 1915 la empresa adoptó el nombre de la bicicleta.

Otro de los grandes aciertos mercadotécnicos de Kölling fue el contratar al ilustrador y escritor holandés Ko Doncker para crear un folleto para distribuir entre los niños, promoviendo los modelos para niños de Gazelle. Doncker creó entonces un personaje que hasta la fecha se identifica como parte importante de la marca: Piet Pelle. Otros dos folletos se editaron en los años sesenta en la que dibujó Guus Boissevian y escribió el artista gráfico Kees Stip. En 1930 se hizo un corto animado con el personaje.

La empresa prosperó desde 1915 y comenzó a exportar sus bicicletas a las diferentes colonias holandesas, el crecimiento de la empresa se detuvo con la II Guerra Mundial. Durante los años de la guerra mucha de la maquinaría de la empresa fue confiscada por los Nazi y enviada a Alemania, antes de finalizar la guerra la fábrica fue destruida por una de las unidades de demolición del ejército alemán. En 1946 Gazelle regresó al mercado holandeses con un nuevo modelo de bicicleta.

Willem Kölling murió en Dieren el 28 de agosto de 1935. Gazelle continuó siendo una empresa familiar hasta 1954 cuando se convirtió en una empresa pública, la década de los sesenta presentó oportunidades de consolidación, así como negocios que no se dieron para Gazelle. Por un lado, intentaron fusionarse con otra de las empresas importantes manufactureras de bicicletas en Holanda, Batavus, aunque la sociedad no fructificó y sólo duró dos años.

Por otro lado, a diferencia de esta fallida unión, Gazelle compró las empresas Juncker, Simplex, Locomotive y Berini. Después de diferentes adquisiciones en las últimas décadas de siglo XX la marca quedó en manos de un corporativo holandés llamado Pon Holdings. En 2012 Gazelle produjo su bicicleta número 14 millones y la misma fue obsequiada a la princesa Margarita de Holanda, tía del actual monarca holandés.

Gazelle es una marca icónica de Holanda y su fábrica produce alrededor de 250 mil bicicletas anualmente. El logo de Gazelle es una gacela amarilla en un fondo azul. El slogan actual de la marca es: Je blijft fietsen, que en español quiere decir: Continua pedaleando.

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (236 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *