Steimatzky, la historia de la librería más importante de Israel

Por Armando Enríquez V.
Twitter: @cernicalo

La librería más importante en Israel se fundó 23 años antes del surgimiento del Estado, fue desde su inicio innovadora y es un núcleo de cultura para los israelíes.

Todos sabemos que la fundación del Estado de Israel, tras la II Guerra Mundial, sucedió en 1948. La llegada masiva de víctimas judías de Europa a lo que ellos consideraban su hogar y que hasta ese momento pertenecía a Inglaterra. Un territorio habitado por cristianos, árabes y judíos llamado Protectorado de Palestina en el que se intentó mantener la sana convivencia entre los seguidores de las tres diferentes religiones, aunque la supremacía era de los habitantes musulmanes de origen árabe, las pequeñas comunidades judías de la zona vivían como lo habían hecho en Europa hasta antes del conflicto mundial, pero incluso en esas épocas sus relaciones con palestinos y otros grupos árabes eran hasta antes de la guerra y la migración masiva bastante más cordiales que las que tenían en la mayoría de las comunidades europeas.

En esa cotidiana convivencia, un hombre llamado Zvi Steimansky abrió en 1920 una tienda en el número de 6 de calle Herzl en Tel Aviv, donde vendía libros y revistas que llegaban del extranjero, su principal ayuda era la de su hija Ulla. En 1925, llegó al protectorado su medio hermano Ezequiel que abrió una sucursal del negocio en la ciudad de Jerusalén y Ezequiel fue quien al final fundó la empresa que desarrolló en el tiempo, de hecho, la empresa lo reconoce como el fundador.

Alguna dificultad debió existir entre los medio hermanos porque en 1929, Ezequiel abrió una tienda a solo unos metros del negocio de Zvi. En una entrevista que encontré con el hijo de Ezequiel, Ari, se sabe que la historia del medio hermano no existe y solo se menciona la llegada de su padre a Israel. Ezequiel nació en la Rusia zarista y tras la revolución comunista huyó a Alemania y estudió economía y derecho, pero su amor por lo libros lo llevó a la aventura editorial aún antes de migrar al Protectorado de Palestina. (1)

La visión de Ezequiel lo llevó a abrir sucursales en Beirut, Haifa y Tel Aviv antes del inició de la II Guerra Mundial. Durante el conflicto y con la visión de crear una empresa regional Ezequiel rebautizó la compañía como Agencia Steimatzky para Medio Oriente y fundó sucursales en Bagdad, El Cairo y Damasco.

Además de judíos y árabes a los que atendía, otro de los clientes importantes de la Agencia Steimatzky eran los soldados británicos, la librería de Bagdad estaba cerca de los cuarteles ingleses y la de El Cairo en el interior de uno de los hoteles más importantes de la ciudad. Con la fundación del Estado de Israel, en 1948 las librerías en los países árabes fueron confiscadas por los gobiernos de estos países y Steimatzky se quedó con las tres librerías que tenía en Israel.

En 1963, Ari Steimatzky, el hijo de Ezequiel comenzó a trabajar de manera permanente en la librería. Desde pequeño fue preparado por su padre para heredar el negocio y en sus vacaciones cuando Ari asistía a la primaria las pasaba trabajando en la empresa.

Uno de los métodos innovadores de Ezequiel y que le dieron presencia en todo el territorio israelí fue la creación del book mobile, una pequeña librería montada en un camión que recorría el país vendiendo libros. Ari tomó las riendas de la empresa desde 1973, olvidando la idea de dominar y tener presencia en toda la región, decidió atacar solo el mercado israelí y comenzó la expansión de la empresa dentro de las fronteras de la joven nación.

Bajo esta visión la empresa se convirtió en la principal librería en Israel, con más de 150 sucursales a finales del siglo pasado, Steimatzky se convirtió en una enorme y poderosa empresa capaz de dictar el precio de los libros, dominando el mercado como sucede con cualquier monopolio. Para competir con el poderío de Steimatzky, en 2003 dos cadenas de librerías se unieron bajo el nombre de una de las dos: Tzomet Sefarim. Con la competencia inició una guerra en el precio del libro favoreciendo al lector, pero que con el tiempo comenzó a impactar en las regalías de los autores, y que culminó a principios de la década de 2010 cuando los escritores protestaron con un desplegado público dirigido a las dos cadenas de librerías y al gobierno israelí.

En 2006, Ari Steimatzky vendió la empresa a un corporativo y en los últimos 14 años la empresa ha cambiado de dueño en varias ocasiones. Steimatzky es hasta la fecha la cadena de librerías más grande de Israel.

Para terminar un hecho interesante: en 2009 Steimatzky lanzó una campaña de publicidad de la mano de las agencias Shalmor Avnon Amichay y Y&R Interactive Tel Aviv, Israel, en donde el slogan era «Read More», sí, exactamente igual a la campaña de publicidad que durante más de 20 años ha llevado a cabo Librerías Gandhi de la mano del connotado publicista mexicano José Montalvo. ¿Coincidencia?

Acerca del autor: Armando Enríquez Vázquez (240 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *